La Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) ha confirmado este jueves el fallecimiento de dos personas adultas a causa de un meningococo. Ambos eran usuarios de un centro ocupacional para personas con discapacidad intelectual situado en el distrito de Sants.

Este es el primer brote en los últimos 30 años de enfermedad meningocócica. Con dos muertes ya se puede hablar de brote según la propia ASPB, porque los fallecidos presentan la misma infección y están asociadas en el tiempo y el espacio.

La primera víctima, de 39 años y residente fuera de Barcelona, falleció el pasado 3 de abril. Tras notar los primeros síntomas de fiebre y dolor en la garganta al tragar, evolucionó negativamente hasta sufrir un choque séptico que le provocó la muerte.

La otra víctima, una mujer de 61 años y vecina de Barcelona, presentaba diferentes síntomas. En su caso, estaba cansada, con fiebre y vómitos. Igual que en el primer caso, empeoró con rapidez hasta un choque séptico que el provocó la muerte. Los análisis han confirmado que esta víctima estaba contagiada por el serogrupo C. En cambio, de la primera víctima no se ha podio aislar el serogrupo, pero la ASPB considera "altamente probable" que también tuviera el tipo C, porque los dos afectados compartían muchas horas en el centro ocupacional. 

Los fallecidos tenían patologías crónicas pulmonares y cardíacas, lo que unido al virus del meningococo les ha llevado a la muerte. Ninguno de los dos estaba vacunado de la meningitis C porque es una vacuna que se introdujo en el calendario vacunal público en el 2000 y actualmente se administra a los 4 meses, a los 12 meses y a los 12 años.

CONTROL DEL BROTE

"Tenemos que conseguir que los niños se vacunen de las vacunas sistemáticas para conseguir coberturas muy altas para evitar casos y secuelas", ha afirmado el jefe del servicio de Epidemiología de la Agencia de Salud pública de Barcelona, Joan Caylà, en declaraciones a los medios.

Ambas víctimas participaban en un centro ocupacional para personas con discapacidad intelectual que, según ha confirmado la ASPB a Metrópoli Abierta, se encuentra en el distrito de Sants-Montjuïc y es de carácter privado. A raíz de conocerse el segundo caso, se ha iniciado el protocolo para evitar nuevas defunciones.

La Agencia de Salud Pública de Barcelona ha dado tratamiento a las personas que convivían con las dos víctimas, tanto los participantes en el centro ocupacional como las compañeros de piso de la víctima de mayor edad, que convivía con otras personas con necesidades especiales.

A todos ellos, entre 20 y 30 personas, se les ha ofrecido tratamiento preventivo y la posibilidad de vacunarse contra la meningitis C. Desde la ASPB informan que esta enfermedad es habitual en Barcelona y que se suelen dar unos 15 casos al año, aunque los enfermos acostumbran a ser niños y a curarse, a diferencia de este caso.

SOBRE LA ENFERMEDAD

La enfermedad meningocócica es una enfermedad infecciosa grave causada por una bacteria llamada meningococo. Se producen casos durante todo el año, pero de forma más frecuente durante los meses de invierno y primavera. Generalmente son casos aislados, pero pueden aparecer también como brote cuando se presentan dos o más casos relacionados, en personas que conviven juntas.

El meningococo puede encontrarse en la garganta de algunas personas sin producirles ningún tipo de síntoma, porque desarrollan una protección natural, pero lo pueden transmitir a una persona sana y hacerla enfermar. La enfermedad meningocócica puede producir una infección generalizada (sepsis meningocócica), o bien afectar sólo el sistema nervioso (meningitis), característica por la rigidez de cuello que provoca.

Hay diferentes grupos de meningococo: A, B, C y otros. El B es el más frecuente en nuestro entorno. La vacunación sistemática en niños incluye la inmunización contra el meningococo C.