ARCHIVADO EN:

Con la entrada de la desescalada por fases del confinamiento, también nos encontramos ante una nueva realidad hospitalaria. Para que pueda haber un seguimiento de los pacientes que se han visto afectados por el Covid-19, el Hospital El Pilar ha puesto en marcha una a unidad de consultas con el objetivo de evitar posibles secuelas tanto físicas como psicológicas en personas que han superado la enfermedad.

Actualmente, el centro ya ha dado más de 400 altas a pacientes ingresados por coronavirus. Además, han experimentado progresivamente un descenso de los pacientes afectados por esta nueva enfermedad que ingresan en la Unidad de Cuidados Intensivos.

POSIBLES SECUELAS

El doctor Noel Bordón, jefe del Servicio de Medicina Interna y coordinador de urgencias del Hospital El Pilar señala que muchos de ellos vienen después a consultar posibles secuelas. “Por eso nos hemos decidido poner en marcha esta unidad específica para que estos pacientes puedan recuperar su vida normal cuanto antes".

Muchos pacientes, explica Noel, lo han pasado mal hasta que han recibido el alta. Han tenido que estar aislados, sin contacto físico con la familia, con necesidad de tratamientos invasivos, algunos de ellos ingresados en la unidad de cuidados intensivos. "Algunas de las posibles secuelas tanto físicas como psicológicas pueden llegar ser invalidantes".

EVALUACIÓN COMPLETA DEL PACIENTE

La nueva unidad tiene un concepto multidisciplinar y está integrada por un neumólogo, un internista, un fisioterapeuta, un psicólogo y un cardiólogo. Su objetivo es realizar una evaluación completa de la repercusión provocada por el virus, así como evaluar la función pulmonar mediante pruebas respiratorias y cardiacas.

“De este modo vemos las posibles secuelas físicas mediante TAC de tórax, algunos pacientes pueden requerir biopsia pulmonar por una posible evolución fibrosis pulmonar”, explica el doctor Rubinstein, el Dr. Pablo Rubinstein,  .

REHABILITACIÓN

Según la historia y estado del paciente se pauta un régimen de rehabilitación que puede incluir fisioterapia respiratoria, rehabilitación motora y reentrenamiento al esfuerzo y manejo de secreciones y traqueostomía, en el caso que el paciente haya necesitado someterse a esa intervención durante la evolución del Covid-19.

CASOS DE ESTRÉS POST TRAUMÁTICO

Los profesionales sanitarios del centro están empezando a detectar afectaciones psicológicas importantes, en algunos casos de estrés postraumático. 

“La psicóloga de la unidad les proporciona a los pacientes herramientas para el control del estrés y la ansiedad. En muchos casos los familiares del paciente también necesitan apoyo psicológico”, asegura el doctor  Rubinstein.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.