El Hospital Clínic de Barcelona afronta uno de los momentos más complicados de su historia. Y no es una exageración. Así lo asegura el director médico del hospital, Antoni Castells, que ha dicho este miércoles que "nunca había afrontado una crisis sanitaria tan cruel". Según él, el centro aún no está en una "situación límite", porque está "estirando como un chicle" los recursos e instalaciones.

En declaraciones a RAC-1, Castells ha anunciado que "esta semana será extremadamente compleja" y ha admitido que se le hace "difícil decir si después mejoraremos". "La situación es compleja, se ha ido complicando y genera tensiones. Hemos tenido que adaptar las estructuras, hemos duplicado el número de camas, hemos multiplicado por 4 la hospitalización domiciliaria y tenemos 17 salas habilitadas en el hospital", ha resumido el médico.

SEMANA "EXTREMADAMENTE" COMPLEJA

Según el director médico del hospital Clínic, "parece que la situación límite no tenga final, pero lo tendrá. Llegará un momento en que no dará más de sí".

Asimismo, Castells ha querido "agradecer al personal de los hospitales y también el apoyo que hemos recibido de la gente de fuera. Los profesionales lo agradecemos enormemente".

"Estamos aprendiendo muchas cosas. Creemos que esta semana será extremadamente compleja. Hay enfermos graves que necesitarán intensivos. Llegaremos al pico a finales de semana. Si después mejoraremos se hace difícil de decir, pero vamos a salir", ha concluido Castells.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.