ARCHIVADO EN:

El Ministerio de Sanidad ha descartado un posible caso de coronavirus en una pasajera que llegó a Barcelona, procedente de la ciudad china de Wuhan, origen del brote de neumonía, tras comprobar que "no cumplía con los criterios clínicos, ni epidemiológicos para ser considerada como una sospecha”.

SIN SÍNTOMAS

En un comunicado han informado de que en la tarde del jueves el servicio de Sanidad Exterior, dependiente de este Ministerio, fue informado de la sospecha de un posible caso de coronavirus en una persona de un vuelo procedente de China con llegada al Aeropuerto de El Prat. La pasajera fue reconocida en Ámsterdam –donde hizo escala– y tras no presentar síntomas continuó el vuelo a la ciudad condal.

A su llegada a Barcelona, el servicio de Sanidad Exterior, "como autoridad sanitaria competente en Salud Publica en frontera y siguiendo sus protocolos de prevención y control ante una alerta sanitaria internacional", realizó una nueva evaluación del posible caso.

"Se ha descartado la alerta sanitaria tras comprobar que la pasajera no cumplía con los criterios clínicos, ni epidemiológicos para ser considerada como una sospecha de coronavirus", concluye el comunicado.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

El Ministerio de Sanidad, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III, está elaborando un protocolo de actuación ante la aparición de posibles casos sospechosos de coronavirus en España.

El texto se va a revisar este viernes en el seno de la ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, un encuentro que se celebrará por audioconferencia y al que están convocados responsables del Ministerio y técnicos de las comunidades autónomas.

RIESGOS DE LA SITUACIÓN

Desde que se tuvo conocimiento de la existencia del virus originado en Wuhan (China), el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad (Ccaes) mantiene reuniones diarias y contactos permanentes con los organismos internacionales (OMS, Centro de Control de Enfermedades Europeo y Comisión Europea) para evaluar los riesgos de la situación y coordinar las medidas de respuesta.

La OMS optó ayer jueves por no declarar de momento una emergencia internacional ante el brote de coronavirus que ya ha causado la muerte de 25 personas, aunque pidió a China que "aumente la vigilancia" ante una epidemia "de alto riesgo regional y global".