ARCHIVADO EN:

En su día Denver jugó un papel decisivo para que Colorado fuera el primer estado en legalizar la marihuana recreativa, y ahora de nuevo vuelve a estar en el punto de mira de los Estados Unidos por una alocada propuesta. En un referéndum local, los votantes de Denver pidieron aprobar la despenalización de las setas alucinógenas, más concretamente las que contienen psilocibina, un compuesto psicodélico natural.

Aunque el resultado del referéndum local no es vinculante, ya que no implica un cambio de las normativas estatales y federales, sí que ha supuesto un cambio en la ciudad. El resultado favorable a legalizar las setas alucinógenas establece que los votantes avalan que las leyes de Denver varíen. En este caso, para la policía de la ciudad arrestar a los mayores de 21 años por posesión o cultivo de setas será la menor prioridad. 

UNA VICTORIA REÑIDA 

Finalmente, el sí ganó en la consulta por 1.979 votos de diferencia. El 50,6% de los votantes estuvo a favor de la iniciativa y el 49,4% en contra. Como destacó Kevin Matthews, uno de los líderes del movimiento en Denver, esta victoria envía una señal al país, la de que América está lista para empezar ver con buenos ojos la psilocibina. 

Los partidarios de legalizar las setas alucinógenas naturales, no las de laboratorio, se basan en estudios médicos que indican que la psilocibina, además de no ser adictiva, es beneficiosa para el tratamiento de la ansiedad entre enfermos de cáncer y para combatir el alcholismo y la depresión.