ARCHIVADO EN:

El proyecto del dentista que Ada Colau presentó este jueves no para de recibir criticas. A las denuncias de la oposición, que acusaron a la alcaldesa de lanzar una iniciativa "electoralista" y "ficticia, ahora se suma el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Catalunya (COEC), que en un comunicado dice estar totalmente en desacuerdo con los planes municipales y asegura que se ha anunciado sin ningún tipo de diálogo. El sector acusa a Colau de hacer "publicidad engañosa" y de falta de rigor. 

"Denunciamos que el Ayuntamiento de Barcelona no haya querido promover la interlocución ni el consenso con los agentes implicados antes de elaborar y hacer pública una iniciativa de esta naturaleza. Esta corporación profesional no ha tenido la oportunidad de poder colaborar, dar su opinión del sector, o valorar la iniciativa, mientras un equipo municipal ha diseñado y elaborado el proyecto desde hace meses", subraya el COEC.

UNA SOLA REUNIÓN EL 8 DE ENERO

Los dentistas critican que la única reunión con el consistorio se produjo el 8 de enero, 48 horas antes de la rueda de prensa en la que Colau anunció el proyecto, "donde se nos anunciaron líneas generales, sin concreción de detalles ni entrega de ningún documento o memoria que pudiera justificar mínimamente la iniciativa, ya sea en el ámbito asistencial, social, económico o de la competencia".

Según el COEC, en la nota de prensa municipal hay afirmaciones que ponen en duda el rigor, la eficacia y la idoneidad del proyecto. Entre ellas, el colegio profesional cita incluir entre los tratamientos las extracciones dentales "cuando ésta es una prestación cubierta por el sistema sanitario público, y cobrar por ellas".

DUDAS SOBRE LOS PRECIOS

Los dentistas acusan también a Colau de falta de rigor, entre otros aspectos, por utilizar un estudio de hace cinco años, para llevar a cabo el catálogo de precios. El COEC duda que la clínica municipal pueda ofrecer tarifas un 40% más baratas y ve imposible llegar a los 36.000 pacientes anuales. "Podemos estar frente a otro caso de publicidad engañosa, esta vez bajo un paraguas municipal".

En la nota, el colegio profesional dice ser "sensible a las dificultades crecientes de determinadas personas para acceder a servicios odontológicos, en atención a la limitada cobertura que ofrece el servicio público de salud, y por ello creó en 2016, en colaboración con Cruz Roja, un servicio de atención odontológica para personas en riesgo de exclusión social".  

NO CONFUNDIR AL CIUDADANO

Asimismo, el COEC reivindica "una vez más la urgencia de ampliar la cobertura de los servicios odontológicos en el sistema público de salud, para dar cobijo a las necesidadades en salud bucodental de la población, y evitar fórmulas como la que pretende poner en marcha el Ayuntamiento de Barcelona, que pueden confundir a la ciudadanía respecto a sus costes o financiación".

Los dentistas opinan que el Ayuntamiento "tendría que apostar por la ampliación de las prestaciones públicas en salud bucodental, políticas de prevención y educación sanitaria y no por modelos empresariales, de los que desgraciadamente ya conocemos algunos funestos resultados con escándalos sanitarios que hemos sufrido recientemente".

Finalmente, el COEC exige poder participar e intervenir adecuadamente en el procedimiento de elaboración de las normas o acuerdos que respecto a la iniciativa presentada pueda seguir el Ayuntamiento de Barcelona, para postular con más conocimiento de causa la defensa de la profesión, la buena calidad asistencial en beneficio de todo tipo de ciudadanos, la no mercantilización de servicios públicos de forma indiscriminada, y la prestación de servicios sanitarios de acuerdo con las normas de la libre competencia". Para el sector,  las administraciones públicas "tienen que huir de intereses electoralistas o partidistas que puedan poner en cuestión el interés público".