ARCHIVADO EN:

Alma es una nueva manera de hablar de lo social. Con actitud y optimismo. Desde la diversidad. Y a partir de las historias de la Fundación ”la Caixa”. Queremos ser también un punto de encuentro de las infinitas realidades sociales de nuestro mundo. Por eso Alma es la red social social.

En los últimos 25 años, la investigación contra el cáncer ha avanzado tanto que el porcentaje de supervivientes ha pasado del 30% al 70 % y, hoy en día, cuando oímos la palabra ya no la asociamos directamente a la muerte. ¿Significa que ya está todo resuelto? No. Significa que tenemos científicos y científicas de altura que, desde sus laboratorios, están dando pasos de gigante en cuanto a prevención, detección y tratamiento de la enfermedad.

AVANCES EN LA INVESTIGACIÓN

Para escuchar sus interesantes perspectivas, los Debates de vanguardia impulsados desde el ámbito de Investigación y Salud de la Fundación ”la Caixa”, han invitado a dos de las voces más autorizadas sobre el cáncer en España: María A. Blasco y Josep Tabernero, que el próximo 20 de octubre a las 19 horas debatirán en streaming sobre la gran pregunta: ¿hacia dónde se orientan las nuevas terapias? Spoiler: el optimismo y el rigor están servidos. Para seguir el debate, hay que inscribirse aquí.

“En el debate, iremos desde la investigación básica hasta un punto de vista más clínico, es decir, hablaremos de cómo vamos a traducir todos esos avances en una mayor supervivencia de los pacientes. Vamos a cerrar el círculo”, anuncia Josep Tabernero, director del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) Barcelona y director de la Unidad de Investigación de Terapia Molecular del Cáncer – Fundación ”la Caixa”.

NUEVOS TRATAMIENTOS

Uno de los puntos fuertes de la conversación serán los nuevos tratamientos que, según Tabernero, no conseguirán aún erradicar la enfermedad, pero sí cronificarla: “El paciente tendrá una vida prácticamente normal y acabará falleciendo por otras circunstancias”. Pero para ello existe otro factor clave: la prevención. “Sabemos que el 40 % de los tumores se podrían prevenir. Por eso, si hasta ahora hemos dedicado muchos recursos a diagnosticar y tratar mejor el cáncer, ahora nuestro objetivo es investigar para prevenirlo”.

María A. Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que cuenta con el apoyo de la Fundación ”la Caixa”, ha manifestado en diversas ocasiones que los tratamientos del futuro deberán pasar por la interdisciplinariedad. De hecho, ha recordado la necesidad de incorporar a profesionales de las matemáticas, la física o la computación, que ayuden a avanzar en el análisis de los datos genómicos del cáncer. Además, ha dicho que en la era del big data, los investigadores han de poder contar con herramientas que agilicen tareas, como localizar nuevas dianas terapéuticas, mejorar los métodos de diagnóstico precoz o decidir los tratamientos más adecuados para cada paciente.

MENOS EFECTOS SECUNDARIOS

En referencia a tratamientos más adecuados, parece que los nuevos serán mucho más eficaces: “Ahora que conocemos los mecanismos de la enfermedad, serán más selectivos, no atacaremos a tantas células sanas como con algunos tratamientos de quimioterapia de hace unos años”, asegura Tabernero.

Así pues, todo apunta a que también habrá menos efectos secundarios, ya que, según el doctor, “ahora cuando desarrollamos nuevos tratamientos, ya pensamos tanto en que sea efectivo como en que sea muy tolerable por el paciente”. 

Los investigadores del cáncer María A. Blasco y Josep / Fundación "la Caixa"
Los investigadores del cáncer María A. Blasco y Josep / Fundación "la Caixa"

 

INMUNOTERAPIA

Dos de los tratamientos que cambiarán el futuro del cáncer son, sin duda, las terapias dirigidas y la inmunoterapia. Las primeras son “fármacos que inhiben o bloquean los procesos fundamentales para cada tipo de tumor, hacemos que vayan a por sus vulnerabilidades ahora que las vamos conociendo”.

Sobre la inmunoterapia, el experto explica que “ahora tenemos fármacos que ‘despiertan’ o ‘educan’ a nuestro sistema inmune para que reconozca las células anómalas que debe destruir”, algo que, ha recordado Blasco, ya está curando tumores para los que hasta hace unos años no existía terapia. 

RESISTENCIA A LOS TRATAMIENTOS

A pesar de las muchas batallas ganadas y de que la supervivencia en cáncer en España está por encima de la media europea y de la americana, la directora del CNIO, uno de los 10 centros de investigación más punteros del mundo, no pierde de vista los mayores retos que aún tiene ante sí la investigación básica: entender las resistencias de algunos pacientes a los tratamientos y, sobre todo, las metástasis.

De hecho, ha recordado que hasta el 90% de las muertes por cáncer se producen por esta causa, por lo que el objetivo de los investigadores pasa por cronificar las metástasis para reducir la mortalidad. 

MEJOR CALIDAD DE VIDA

En lo que sin duda hay consenso científico es en que los nuevos tratamientos ya están trayendo una mejor calidad de vida a los pacientes: “La toxicidad es menor incluso en tratamientos como la radioterapia, las cirugías son más conservadoras (las mastectomías, por ejemplo, son mucho menos frecuentes), los pacientes de cáncer de colon y próstata o con melanomas están alargando mucho las expectativas de vida, el cáncer de mama se cura en más de un 90 % de los casos…”, enumera el director del VHIO. “Técnicas diagnósticas, cirugía robótica, inteligencia artificial… ¡es difícil resumir todo lo que se está avanzando!”.

Así, el debate Blasco-Tabernero del próximo día 20 dibujará un futuro prometedor pero lleno de retos y preguntas: ¿qué mejoras aportarán los nuevos tratamientos?, ¿debemos seguir hablando de cánceres localizados en un órgano?, ¿realmente llegaremos a cronificar la enfermedad? Conoceremos sus dos visiones, tendremos una idea muy clara de la situación actual y descubriremos la primera línea de la investigación de hoy: el tratamiento del mañana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.