ARCHIVADO EN:

Vivimos en una sociedad que gira alrededor de los dispositivos electrónicos. Ya sean ordenadores, móviles, smartphones o tablets, nos pasamos gran parte de nuestro día observando pantallas para realizar nuestras tareas laborales, comunicarnos con nuestros amigos, cotillear las redes sociales o hacer la compra semanal. Evidentemente todo ello ha supuesto una gran transformación social y cultural, lo que se conoce como la revolución tecnológica. Pero todo ello también ha tenido un gran impacto en algo a lo que muchas veces no le damos la importancia que se merece: nuestra visión.

Mediante la vista recibimos gran parte de la información que procesamos durante nuestras jornadas. Es lógico pues que el cambio en las maneras en las que nos comunicamos con el mundo exterior también influya a nivel oftalmológico. Los ojos son de los órganos más sensibles que tenemos y requieren de unos cuidados especiales. Más aún en un mundo repleto de estímulos para los que el ojo humano no está preparado. No en vano actualmente la gran mayoría de personas llevan gafas. Y es que este sobreesfuerzo y la necesidad de forzar la vista y fijarla más de la cuenta puede ocasionar disfunciones oculares o de visión a los que debamos poner remedio - e intentar prevenir para evitar males mayores.

ANTECEDENTES DE MIOPÍA

Los expertos recomiendan que los niños cuyos familiares tengan miopía acudan a una clínica para realizarse los estudios pertinentes de prevención o tratamiento, en caso de que se requiera

Estas y otras recomendaciones son las que aconsejan los expertos de la clínica Novovisión, un centro pionero especializado en oftalmología que goza de más de 20 años de experiencia. Ubicado en las ciudades de Madrid, Murcia y Almería, es una de las más destacadas en el campo de la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y las cataratas. De hecho, este centro es uno de los más recurrentes a la hora de tratar problemas de miopía en España, uno de los principales problemas oculares entre la población - y con mayor incidencia en los niños.

¿QUÉ ES LA MIOPÍA?

Se trata de una patología que en la mayoría de los casos se desarrolla durante la infancia, principalmente entre los 10 y 18 años. Dada su gran incidencia, el estudio y análisis de la miopía se ha convertido en un tema bastante prioritario en todo el mundo, ya que afecta a una gran parte de la población mundial - y más aún con la llegada de las pantallas a nuestra vida.

La principal recomendación de sus profesionales es que “todos los niños cuyos familiares hayan tenido miopía, o que incluso comiencen a tener alguna dioptría, acudan a un experto cuanto antes para realizar estudios y recomendarle tratamientos que pongan freno al avance de la miopía”. Y es que hay que tener en cuenta que hoy en día los más pequeños empiezan a tener contacto con dispositivos digitales a edades cada vez más tempranas, por lo que prevenir el riesgo también será un factor primordial. Con más de 900 publicaciones científicas, Novovisión es una de las principales investigadoras en el campo de la miopía y algunos integrantes de su equipo han sido galardonados hasta 35 veces por sus investigaciones en la materia. 

Otros tratamientos posibles en Novovisión van desde anillos intracorneales, de baja visión, blefaroplastia, capsulotomía láser, trasplante de córnea o Vitrectomía hasta cirugía de chalazión, cirugía de Estrabismo, de Nistagmo, de Oftalmología Tiroidea, de Ptosis Palpebral o de Triquiasis y distiquiasis. 

CONSEJOS PARA EVITAR DAÑOS EN NUESTRA VISTA

La salud ocular es compleja, pero existen algunas prácticas que podemos hacer para minimizar el riesgo de sufrir patologías, enfermedades o disfunciones. Por ejemplo, en épocas muy calurosas o de mucho sol, los expertos aconsejan llevar gafas de sol de las especificaciones adecuadas; no usar lentillas cuando nos metemos en la piscina o en el mar; o proteger los ojos frente a traumatismos y cuerpos extraños. 

Como hemos dicho, los ojos son muy delicados y requieren de unos cuidados sencillos pero constantes. Acudir al menos una vez al año a una clínica oftalmológica para realizar un estudio completo sobre nuestra vista no es solo recomendable, sino que casi es obligatorio tanto para nuestro propio bienestar como para el de los demás, ya que algunas acciones que realizamos pueden tener un impacto en nuestro entorno como puede ser la conducción. Si los adultos necesitamos prevención y cuidados, los más pequeños los requieren aún más, ya que los niños tienen las pupilas mucho menos desarrolladas, y por tanto son mucho más sensibles a los rayos ultravioletas derivados de la radiación solar.

--

Contenido patrocinado