La Conselleria de Salud de la Generalitat inicia esta semana un cribado selectivo, puerta a puerta, en diversos barrios de Rubí. El objetivo de la campaña es contribuir a encontrar personas asintomáticas que son portadoras del virus sin saberlo y cortar las cadenas de transmisión de la enfermedad.

AUMENTO DE POSITIVOS

El cribado en el municipio barcelonés se hará hasta el jueves, puerta a puerta y en algunos barrios para determinar posibles casos de contagio de Covid-19, tras identificar algunas zonas donde había aumentado el número de positivos.

Tras detectar este incremento, Salud ha decidido practicar pruebas PCR a los vecinos de las zonas para identificar contactos estrechos, o si fuese el caso, personas que puedan ser asintomáticas.

ZONA DE CRIBADOS

Las zonas donde se harán los cribados son las correspondientes al CAP Anton de Borja –en concreto calles de los barrios 25 de Setembre y Les Torres– y el CAP Rubí Mútua –en las zonas de Ca n'Oriol y Plaça del Sol–, y Salud considera "lo más adecuado" hacer un estudio de búsqueda de contactos estrechos en las zonas que se han identificado como de máximo contagio.

Las pruebas PCR se harán puerta a puerta, en una búsqueda dirigida de los contactos que no se han localizado vía telefónica e incluyendo a los comercios ubicados en las zonas de cribado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.