Las consecuencias que deja el coronavirus son de todo tipo, y parece que muchas están por descubrir. Según una serie de investigaciones recientes llevadas a cabo por la comunidad científica china, los hombres pueden ser menos fértiles después de la infección por Covid-19

De hecho, los científicos tienen indicios de que el nuevo coronavirus tiene el potencial de causar grandes alteraciones en el número total de espermatozoides. Por ello insisten en la necesidad de monitorizar los sistemas reproductivos masculinos tras la enfermedad.

RESPUESTAS INMUNES DESTRUCTIVAS

Se trata de un tema con el que la investigación médica ya está familiarizada: se sabe que la que el SARS-COV-2 genera múltiples respuestas inmunes destructivas. “Un elemento central de su estrategia es romper y entrar en un receptor celular común, llamado enzima que convierte la angiotensina 2 o ACE 2”, señala Blasi. 

“Parece que dondequiera que se encuentre esta enzima en el cuerpo humano, el SARS-COV-2 dejará su marca, poniendo en riesgo múltiples órganos”, continúa el médico del Servicio de Ginecología del Centro Médico Quironsalud, el doctor Blasi.

DAÑO EN EL TEJIDO TESTICULAR

Según diversos estudios, hay indicios de que el tejido testicular puede ser un objetivo potencial. Los primeros estudios que encontraron la presencia del virus en muestras de semen se sumaron a la creciente necesidad de investigar en este sentido.

Tras varios estudios inconsistentes, respecto a la afectación testicular del virus, el peso de la evidencia se inclina a favor de que el tejido testicular se daña como resultado directo de la Covid-19.

INFLAMACIÓN DEL TEJIDO 

En este sentido, una investigación publicada recientemente por investigadores de la Universidad Justus-Liebig en Alemania, conjuntamente con la Universidad de Allameh Tabataba’i en Irán, comprobó la evidencia experimental de este daño analizando los marcadores de inflamación en muestras de tejido testicular de 84 varones diagnosticados

También se evaluó la calidad del esperma y se buscaron signos de estrés oxidativo en las muestras. “El estudio demostró que la Covid-19 provocaba inflamación y estrés celular en aquellos varones diagnosticados recientemente como positivos al virus. Asimismo, los espermatozoides de los varones infectados serían tres veces más lentos y su recuento mucho más bajo.

Todos estos efectos pueden asociarse a una menor calidad espermática y a un potencial de fertilidad reducido. “Aunque, si bien es cierto, dichos efectos tendieron a mejorar paulatinamente con el paso del tiempo, se mantuvieron significativamente alterados en los pacientes con Covid-19, y la magnitud de los cambios también se relaciona con la gravedad de la enfermedad”, explica el doctor Blasi.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.