Los contagios han caído en mínimos históricos en Barcelona. El último balance de la Agencia de Salud Pública de Barcelona arroja que en siete días, entre los días 4 y 10 de octubre, en la ciudad solo se detectaron 251 casos de Covid-19, es decir cada jornada se han registrado 36 casos. Desde el inicio de la pandemia, a finales de febrero de 2020, la capital catalana acumula 202.000 positivos.

Por distritos, en cómputos generales, Sant Martí ha acumulado en una semana 54 positivos; Eixample, 48; Nou Barris, 44; Ciutat Vella y Horta-Guinardo, 20 en cada uno; Sants-Montjuïc, 17; Sant Andreu, 16; Sarrià-Sant Gervasi, 13; Les Corts, siete, y Gràcia, seis. Un dato que deja clara la baja incidencia de la pandemia ahora en Barcelona es que entre el 1 y el 10 de octubre en 46 de los 73 barrios de la ciudad se han detectado menos de cinco casos. 

Datos de coronavirus en Barcelona en octubre / ASPBDatos de coronavirus en Barcelona en octubre / ASPB

BARES Y RESTAURANTES, CON AFORO COMPLETO

El descenso de positivos ha llevado a la Generalitat a relajar las restricciones y desde este viernes, bares y restaurantes podrán abrir con el aforo completo. Tampoco será necesario mantener la distancia de seguridad, se levantará la limitación de 10 personas por mesa y la hostelería podrá recuperar el horario habitual. Desde el viernes, bares y restaurantes podrán funcionar en Barcelona hasta las 02.30 horas, de domingo a jueves, y hasta las 03.00, los fines de semana y vísperas de festivo.

La relajación también llega a los eventos culturales y deportivos al aire libre (mientras que los equipamientos deportivos interiores seguirán funcionando al 80%), así como a universidades, equipamientos cívicos, ferias y congresos. Desde el día 15, cines, teatros y auditorios, entre otros espacios, podrán volver a funcionar a pleno rendimiento.

Clientes en un bar de Barcelona / EFE
Clientes en un bar de Barcelona / EFE

UNA INCIDENCIA DE 27 CASOS POR CADA 100.000 HABITANTES

La incidencia en Barcelona es de 27 casos por cada 100.000 habitantes. A mediados de julio, en plena cresta de la quinta ola, el porcentaje de casos era de 1.734 puntos por cada 100.000 habitantes. También la velocidad de propagación, uno de los índices que mide la evolución el virus, se encuentra en 0,77, por debajo de 1, la cifra a partir de la cual la velocidad de contagio empieza a ser preocupante. 

El balance de fallecimientos del 2020 en Barcelona es el peor desde la Guerra Civil. El año pasado murieron en la ciudad cerca de 19.000 personas, concretamente 18.968, un 31,7% más. Tradicionalmente, los últimos años, los decesos eran unos 15.000 al año. La sobremortalidad asociada al Covid-19 fue en 2020 de 4.305 personas. Entre el 1 de marzo de 2020 y el 6 de octubre de 2021, el exceso de mortalidad vinculado a la pandemia es de 5.310.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.