Un diabético controla su nivel de azúcar mientras come: Consejos que deben seguir en vacaciones / QUIRÓNSALUD
Un diabético controla su nivel de azúcar mientras come: Consejos que deben seguir en vacaciones / QUIRÓNSALUD

Consejos que deben seguir los viajeros con diabetes durante estas vacaciones

Los pacientes deben planificar el desplazamiento y mantener el azúcar en la sangre dentro de sus límites, sobre todo en países de diferente zona horaria

Guardar
Periodista
Actualizado: 02/08/2022 20:46 h.

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece debido a que el páncreas no fabrica la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, o bien la fabrica de una calidad inferior.

La insulina es una hormona que tiene como misión fundamental transformar en energía los azúcares contenidos en los alimentos. Cuando falla, origina un aumento excesivo del azúcar que contiene la sangre (hiperglucemia).

EL PACIENTE DEBE SER RIGUROSO

La diabetes afecta al 6% de la población. Las posibilidades de contraerla aumentan a medida que una persona se hace mayor, de modo que por encima de los 60 años la padece una de cada cuatro. Este aumento de pacientes se debe a factores como la alimentación inadecuada, aumento de peso corporal y un envejecimiento de la población en general.

Resulta esencial que los pacientes controlen su diabetes de forma adecuada, ya que puede acarrear una serie de complicaciones crónicas muy importantes: enfermedades cardiovasculares, neurológicas, retinopatía (afección ocular que puede conducir a la ceguera) o nefropatía (enfermedad del riñón).

TRATAMIENTO

El tratamiento de la diabetes se basa en tres pilares: dieta, ejercicio físico y medicación. Tiene como objetivo mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de la normalidad para minimizar el riesgo de complicaciones asociadas a la enfermedad.

En muchos pacientes con diabetes tipo 2, que no dependen de la insulina, no sería necesaria la medicación si se controlase el exceso de peso y si realizara ejercicio físico regularmente. Sin embargo, es necesario con frecuencia una terapia sustitutiva con insulina o la toma de fármacos hipoglucemiantes por vía oral.

LAS RECOMENDACIONES DEL ESPECIALISTA

El doctor Matteo Fabbi, jefe del servicio de Endocrinología del Hospital Universitari General de Catalunya, marca unas pautas de gran utilidad para los pacientes con diabetes que tengan pensado realizar un viaje, sobre todo si es al extranjero.

Una de sus principales recomendaciones es que "conviene planificar muy bien el viaje y el control que se seguirá de la diabetes".

1. Hablar con el personal de enfermería especialista en diabetes o con el médico acerca del cambio horario del país al que se viaja, para que puedan ayudar a modificar la pauta de insulina y las horas de administración de la misma.

2. Solicitar al equipo médico un informe (preferiblemente en inglés) donde consten el diagnóstico de diabetes y la necesidad de, en caso de viajar en avión, poder llevar en en cabina una bolsa o estuche con todo el material necesario para el control de la diabetes (agujas, plumas de insulina, glucómetro y demás material fungible en caso de utilizar bomba de insulina). También puede ser útil llevar una nevera portátil y un contenedor para deshacerse del material punzante. Recuerde que la insulina corre el riesgo de congelarse en las bodegas de los aviones, ¡y eso la podría hacer inutilizable! Durante el viaje lleve consigo unos tentempiés adicionales en el equipaje de mano por si el viaje sufre retrasos.

3. Cuando prepare la maleta es muy importante que tenga en cuenta cuánto material va a necesitar durante el viaje y que lleve siempre material de repuesto por si algo se dañara o perdiera. Es sensato que tenga dos equipos de insulina y sistema de medición de la glucosa y que los lleve en sitios separados (por ejemplo, uno en el equipaje de mano y otro en el del acompañante) por si uno de los dos se extravía.

4. Debe de asegurar una correcta conservación de la insulina durante el viaje. Recuerde que un bolígrafo de insulina no debe de estar más de 30 días fuera de la nevera a temperatura ambiente, y que lo recomendable es conservarlos a una temperatura de entre 4 y 8ºC.

5. En caso de utilizar bomba de insulina, es importante llevar siempre bolígrafos de insulina (lenta y rápida) para poder usarlos en caso de que por algún motivo la bomba fallase. También debe tener prevista una pauta de uso con horarios y unidades (coméntelo con su equipo médico antes de viajar).

6. Tome nota de los números de contacto sanitarios en caso de emergencia. Si fuera necesario, ¿sabría cómo conseguir insulina en la zona donde viaja? Tenga en cuenta que los nombres comerciales pueden variar de un país a otro, para largas estancias deberá llevar encima una receta médica para poder comprar insulina en el país donde esté.

7. Es muy recomendable tener contratado un buen seguro de asistencia médica durante el viaje. Piense que en algunos países no hay sanidad pública o esta es muy deficiente.

8. En caso de viajar en grupo es recomendable que las personas que viajan con usted sepan cómo actuar en caso de que no se encuentre bien o sufra una hipoglucemia grave.

9. Si viaja a climas cálidos mantenga la insulina protegida de la luz solar directa y en un lugar fresco. Tenga en cuenta que es posible que la insulina se absorba más rápidamente en un clima cálido, por lo que será necesario una mayor monitorización. Y sobre todo asegúrese de estar bien hidratado, ¡beba muchos líquidos sin azúcar.

10. Por otro lado, si viaja a climas fríos, lleve ropa de abrigo suficiente, y tenga en cuenta de que en este caso es posible que la insulina se absorba más lentamente. No permita que se congele la insulina, ya que esto afectará a su acción. Finalmente, tenga en cuenta que los medidores de glucosa pueden verse afectados por altas y bajas temperaturas, así como por la altitud.

 

QUÉ NO PUEDE FALTAR EN EL EQUIPAJE DE MANO

• Documento de identidad e informe médico con el diagnóstico y tratamiento.

• Glucómetro y tiras reactivas.

• Lancetas y dispositivo para utilizarlas en los controles de glucosa en sangre del dedo.

• Comida y tentempiés adicionales, así como preparados de glucosa, sacarosa, etc. En monodosis y/o bebidas azucaradas.

• Diario de papel, o dispositivo electrónico para anotar los resultados de los controles.

• Tiras reactivas para acetona en sangre u orina.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.