Una niña se somete a una prueba para solucionar problemas respiratorios causados por el asma / EP
Una niña se somete a una prueba para solucionar problemas respiratorios causados por el asma / EP

Cómo prevenir el asma en los niños con la llegada del otoño

Esta época del año suele multiplicar las crisis en la población infantil debido a la mayor humedad y a los constantes cambios de temperatura

Guardar
Periodista

La vuelta al cole coincide con el inicio del otoño, una estación que suele caracterizarse por cambios de temperatura constantes que pueden causar resfriados y por la proliferación de los ácaros, que intensifican ciertas enfermedades, sobre todo las de carácter alérgico como el asma. Se trata de una época del año en la que, además, aumenta la exposición a virus y bacterias.

La prevalencia del asma en España, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es de tres millones de personas, de las que cerca del 10% son niños, niñas y adolescentes. El retorno a la actividad escolar y la intensificacion de la humedad son factores que multiplican las crisis asmáticas en la población infantil.

AFECCIONES RESPIRATORIAS

Se trata de una patología en la que se estrechan y se hinchan las vías respiratorias provocando un aumento de la mucosidad. Esta oclusión puede dificultar la respiración y provocar tos, silbido al respirar y falta de aire.

En algunos casos, el asma es solo una molestia menor mientras que para otras personas puede ser un problema considerable. En casos extremos, incluso, se pueden dar episodios que pueden poner en riesgo la vida.

SÍNTOMAS

La sintomatología es heterogénea y no todos los pacientes se ven afectados de la misma manera. Las principales señales son sensación de falta de aire, dolor u opresión en el pecho, problemas para dormir causados por la falta de aire, tos o silbidos al respirar, pitido o silbido al respirar que puede oírse al exhalar o tos o silbido al respirar que empeora con un virus respiratorio, como el resfriado.

Las personas asmáticas tienen más posibilidades de sufrir una crisis en otoño, ya que la exposición a diferentes ácaros y alérgenos es mayor que en otras épocas del año. El ataque de asma, también llamado exacerbación asmática, se produce una inflamación de las vías respiratorias. Los músculos que se encuentran alrededor de las vías respiratorias se contraen y generan más mucosidad causando que los conductos respiratorios (bronquiales) se estrechen.

RECOMENDACIONES

Los desencadenantes del asma varían de una persona a otra y pueden comprender los siguientes: altos niveles de polen, incremento de los ácaros del polvo, humo del tabaco, esporas del moho, pelaje de mascotas o animales, perfumes o productos de limpieza con aromatizantes en formato aerosol...

El asma se trata de una enfermedad crónica que no tiene una cura definitiva, por ello es importante establecer un diagnóstico temprano para poder gestionar y tratar la enfermedad adecuadamente.

Desde el servicio de Alergología del Hospital Universitari Sagrat Cor se recomienda conocer cuáles son los síntomas habituales y aprender a reconocerlos. Para evitar una posible crisis asmática, es aconsejable incluir en la rutina diaria una serie de medidas.

  • Evitar objetos que acumulen polvo y que sean difíciles de limpiar, como alfombras, peluches, libros, etc.
  • Mantener una limpieza en el hogar: suelos, paredes u otras superficies que puedan acumular polvo
  • Utilizar colchones antiácaros o utilizar fundas de este tipo.
  • Cambiar y lavar las sábanas con frecuencia a una temperatura de 60º y secarlas al sol
  • Ventilar la casa a primera hora de la mañana
  • Limpiar el polvo con aspirador provisto de filtro HEPA o depósito de agua, y sobre todo no levantar polvo al barrer
  • Utilizar filtros antialérgenos para el aire acondicionado en casa y en el coche
  • Evitar en lo posible ambientes contaminados
Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.