El alcaldable del PSC a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, ha asegurado que en materia de salud “tiene más relación el código postal que no el código genético”. De esta manera, el socialista ha explicado que la salud no es estrictamente competencia municipal del Ayuntamiento pero, como es un hecho que hace referencia a la vida de los barceloneses, ha afirmado que “si no es de mi competencia será de mi incumbencia”.

Collboni ha declarado que hay una necesidad de hacer una “ciudad y uno hábitos saludables” y, en este sentido, ha apuntado que la salud también es un problema que está vinculado a las desigualdades. Como ejemplo el alcaldable ha puesto la esperanza de vida y ha afirmado que "hay una grieta entre este aspecto y la salud".

En este sentido, el candidato quiere aumentar el presupuesto en salud hasta 26,5 millones de euros i destinar parte del presupuesto de cada concejalía a la promoción y prevención de la salud. 

ACUERDO PRENUPCIAL

El alcaldable del PSC ha tachado de “baile prenupcial” la pretensión entre la actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el candidato de ERC, Ernest Maragall, de pactar para poder gobernar en la capital catalana. Sobre el debate de Betevé, Collboni ha explicado que “fue evidente que el pacto entre Colau y Maragall está hecho”. Además, ha añadido que “lejos de asistir a un duelo entre dos aspirantes a la alcaldía, estamos asistiendo a un baile prenupcial que anuncia este pacto”.

Además, Collboni ha apuntado que el voto al PSC para las próximas elecciones del 26 de mayo valen doble: es un voto de progreso y de izquierdas, y también es un voto no independentista, que servirá para poner Barcelona por delante de todo”.