El presidente del Colegio de Médicos de Barcelona (CoMB), Jaume Padrós, ha reclamado al Gobierno y a la Generalitat que apliquen medidas de "discriminación positiva" para quienes se han vacunado, como la posibilidad de acceder a restaurantes o actos culturales.

Padrós ha asegurado que "la gente adulta que se quería vacunar por responsabilidad y solidaridad ya lo ha hecho", por lo que "ya es hora de que el Govern, el Parlament, la Moncloa o el Congreso hagan acciones en favor de la discriminación positiva como hacen otros países: restauración, ocio, cultura...".

De ser así, se seguiría el ejemplo de países como Francia, donde se exigirá la inmunización para acceder a restaurantes o para viajar en determinados transportes. Alemania o Italia son otros países europeos donde se comienzan a plantear medidas similares.

'DESÁNIMO'

El presidente del CoMB ha hecho esta petición tras conocer que los equipos de atención primaria del municipio de Vic han hecho público su "desánimo" por encontrarse "con un 20% de no presentados" para inmunizarse con Pfizer y un "50% para Moderna a segunda dosis con cita previa".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.