ARCHIVADO EN:

Es muy común que las personas que llevan gafas desconozcan que sus problemas de vista tienen una simple solución gracias a la cirugía. Estos pueden ser la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo o la presbicia, defectos en la refracción del ojo, que en muchos casos pueden solucionarse completamente o bien mejorarse mediante una sencilla intervención quirúrgica.

Es lo que se conoce como la ‘cirugía refractiva’, un método para corregir o mejorar la visión del individuo. Desde la Academia Americana de Oftalmología (AAO), indican que existen varios procedimientos quirúrgicos para ajustar la capacidad de enfoque del ojo moldeando la córnea (la cúpula transparente y redonda en la parte frontal del ojo), responsable en muchos casos de estos problemas. Mientras, menciona que otros procedimientos médicos incluyen la implantación de un lente dentro del ojo.

La cirugía refractiva que se utiliza de forma más común es la cirugía LASIK, que emplea un rayo láser para moldear la córnea. En ese sentido el nuevo Instituto Oftalmológico Quirónsalud Dexeus, liderado por el doctor Carlos Vergés, da un paso más en la incorporación de tecnología innovadoras en salud ocular al contar con una sala láser equipada con la tecnología ‘FemtoLasik’, que permite realizar la cirugía refractiva de corrección de miopía, de hipermetropía, de astigmatismo y de presbicia, 100% láser, sin necesidad de utilizar otros métodos de corte. “De forma que la intervención es más segura y la recuperación es mucho más rápida”, explica.

Por ejemplo, la AAO cita que en personas miopes, ciertas técnicas de cirugía refractiva reducen la curvatura de la córnea cuando ésta es demasiado encorvada, para que el poder de enfoque del ojo disminuya. A su vez, señala que personas con hipermetropía pueden tener una cirugía refractiva que haga la córnea más curvada para aumentar el poder de enfoque del ojo, o las que tengan astigmatismo, éste se puede corregir con técnicas de cirugía refractiva que moldean porciones de una córnea irregular en forma selectiva, para que sea suave y simétrica.

Eso sí, desde la Academia Americana de Oftalmología recuerdan en este sentido que no existe un método de corrección de errores refractivos universalmente aceptado como el mejor, y siempre la mejor opción es decidir qué se va a hacer contando con la opinión del oftalmólogo.

Otra cirugía muy común: las cataratas 

Vergés, prestigioso oftalmólogo internacional y pionero en cirugía de cataratas y tratamiento de síndrome del ojo seco, apunta también a otro problema muy frecuente en los ojos de los españoles, relacionado con el alto nivel de insolación  y del que nadie se libra, las cataratas, que en muchos casos puede resolverse igualmente por medio de simple cirugía. Según indica, existe la técnica de la ‘Facoemulsificación micropulsada’, una “cirugía que consiste en una sonda que transmite ultrasonido micropulsado frío para fragmentar el contenido opaco del cristalino en partículas diminutas, que son aspiradas por la misma sonda, dejando únicamente la cápsula del cristalino para implantar una lente intraocular”.

Después, y gracias a la técnica ‘MICS-Bimanual’, el oftalmólogo dice que también se puede mejorar la vista de una persona a través de una microincisión de menos de 2 milímetros, para colocar una lente intraocular, y corregir su graduación, o incluso eliminar la necesidad de que éste lleve gafas de cerca propias de la edad.

“El equipo médico y quirúrgico del Instituto Oftalmológico Quirónsalud Dexeus está preparado para realizar esta cirugía en los dos ojos de forma simultánea, de manera que en una única intervención el paciente recupera la visión de los dos ojos con un tiempo de recuperación muy rápido y de una forma muy eficaz y segura”, celebra Vergés.

Precisamente este marzo ha entrado en funcionamiento el Instituto Oftalmológico Quirónsalud Dexeus, un nuevo centro médico-quirúrgico ubicado en el Hospital Universitari Dexeus de Barcelona, que cuenta con la tecnología más avanzada en el diagnóstico, el cuidado y el tratamiento médico y quirúrgico de la salud ocular.

El Instituto, cuya dirección médica recae en Vergés, está formado por un equipo de profesionales altamente cualificado, con 23 oftalmólogos y 12 optometristas, además del personal de enfermería y administrativo especializados en la atención del paciente oftalmológico. Las instalaciones del nuevo servicio de oftalmología se ubican en dos plantas de consultas y en el área de quirófanos, con más de 300 m2 dedicados a la salud ocular.

Concretamente, este centro se estructura en 9 unidades dirigidas a las diversas áreas de la oftalmología como: vítreo-retina, glaucoma, cataratas, cirugía refractiva, córnea, oftalmopediatría, neurooftalmología, oculoplástica y oftalmología general. En estas unidades también se incluyen áreas como la de lentes de contacto, baja visión, y terapia visual, entre otras.

Sin embargo, también existe una estructura transversal coordinada con el resto de especialistas del Hospital Universitari Dexeus en la que, a través de determinadas ‘unidades funcionales’, oftalmólogos y otros especialistas del entorno hospitalario tratan al paciente de forma integral.

“El hecho de crear las unidades funcionales es uno de los elementos diferenciadores y más novedosos del nuevo servicio, basado en el modelo anglosajón, cuyo objetivo es formar áreas muy especializadas, de tipo polivalente y multidisciplinar”, remarca Vergés, quien destaca también la unidad de Ojo y Diabetes, donde convergen los especialistas en retina, córnea y los endocrinos especializados en diabetes; así como la unidad de Ojo y Tiroides; Ojo y Nutrición; Ojo y Deporte; o la de Ojo y patología de la mujer.