ARCHIVADO EN:

En medio del debate sobre quién se queda la capilla de la Misericòrdia, si el Macba o el CAP Raval Nord, ha surgido una nueva voz, que apuesta por mantener los usos actuales de cada edificio, y ampliar el antiguo edificio antituberculoso, en el que se ubica actualmente el centro médico. Se trata del reputado arquitecto Carlos Ferrater.

Ferrater, Premio Nacional de Arquitectura 2009, ha defendido el valor del antiguo edificio antituberculoso, el cual considera que es "una de las dos joyas que han quedado de la República, junto a Casa Bloc". Para mantener su vigencia y uso, Ferrater aboga por ampliar sus instalaciones. "Hacer una ampliación sería una opción muy buena, porque también permitirá atender temas sociosanitarios en el antiguo edificio antituberculoso, y ello sería mantenerlo en perfectas condiciones", ha manifestado en un vídeo difundido por la Plataforma + Macba + Cultura.

"Yo creo que debemos hacer todo lo que podamos desde Barcelona y la ciudadanía para mantenerlo y mantenerlo bien", ha añadido Ferrater en referencia al antiguo edificio antituberculoso, obra de Josep Lluís Sert, Joan Baptista Subirana y Josep Torres Clavé.

AMPLIACIÓN DEL CAP RAVAL NORD

Tampoco ve inconveniente para ampliar el edificio que acoge actualmente el CAP Raval Nord que se asiente sobre una subestación eléctrica, pues, tras trabajar en varios proyectos similares, considera que los argumentos alegados no se sostienen

"Mi interés en este caso es doble, como arquitecto y como ciudadano de Barcelona", ha señalado Ferrater en el vídeo, en el que apuesta por mantener la Capilla de la Misericòrdia, convirtiendo las instalaciones en un "eje museográfico" en el que forman parte la plaza del Museu d'Art Contemporani de Barcelona (Macba), junto a la Capella dels Àngels, la Casa de la Caritat y el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB).

CAPILLA DE LA MISERICÒRDIA

Es por ello que pide que se mantenga la Capilla de la Misericòrdia. "De esta forma, tendríamos muy bien cumplidos los dos objetivos", ha asegurado el arquitecto, que subraya que el Macba es uno de los polos culturales destacados de la ciudad, pero, en su opinión, lo debe ser más, puesto que Barcelona lo necesita.

Ha remarcado que la subestación eléctrica que se encuentra debajo del actual CAP Raval Nord "no puede ser un problema" para su ampliación, y después de trabajar en varios proyectos con cuestiones similares, ha asegurado que los argumentos alegados no se sostienen.