ARCHIVADO EN:

Los casos diagnosticados de VIH en el centro comunitario de detección BCN Checkpoint de Barcelona se han reducido un 15% en 2016 respecto al año anterior. El centro, dirigido a hombres gays, bisexuales, hombres que tienen sexo con hombres (HSH) y mujeres transexuales, realizó en 2016 un total de 7.737 pruebas rápidas de VIH a 5.542 usuarios y diagnosticó 146 infecciones.

El director del centro, Ferran Pujol, ha atribuido la reducción a la "efectividad continuada del diagnóstico y tratamiento preventivo" impulsado por BCN Checkpoint, que diagnostica de media el 35%-40% de los casos detectados en Catalunya. En declaraciones a Europa Press, Pujol ha afirmado que la caída "se debe tomar con mucha cautela" hasta ver si es una tendencia estable.

CAMBIO DE PARADIGMA

Pujol ha remarcado que en la última década el centro ha promovido un cambio de paradigma en la prevención del VIH. BCN Checkpoint apuesta por una estrategia de diagnosticar y tratar para prevenir nuevas infecciones y mejorar la salud y la calidad de vida de los afectados.

Este abordaje ha contribuido a reducir el diagnóstico tardío, según Pujol. El 60% de las infecciones diagnosticadas en el centro en 2016 tienen menos de tres meses, lo que repercute en una clara disminución de la transmisión de nuevas infecciones.

Pujol ha defendido que si en Catalunya la epidemia está estabilizada en los HSH alrededor de las 600 nuevas infecciones anuales -entre 700 y 800 en el total de la población- es gracias a BCN Checkpoint. Sin embargo, ha lamentado que esta cifra "aún es muy elevada", puesto que es una de las tasas de infección por VIH más altas de Europa.