ARCHIVADO EN:

Barcelona, al igual que toda Cataluña, se encuentra en alerta después de que la Generalitat activase el protocolo de nivel 2 tras la detección del virus del Nilo.

El hallazgo tuvo lugar en el municipio de Riudoms (Tarragona), concretamente en los mosquitos de una trampa situada en la misma hípica en la que el año pasado se declaró un foco de la enfermedad. Concretamente 30 mosquitos de la especie Culex pipiens

MUESTREO EN ANIMALES

A pesar de la alarma social que se ha generado, el Govern ha aclarado que la detección del virus en mosquitos no implica la declaración oficial de un foco de la fiebre del Nilo, la enfermedad que provoca el virus. 

La Generalitat está realizando un muestreo en animales en un radio de 10 kilómetros de la trampa positiva para hacer un balance de su expansión. También está trabajando para determinar el linaje del virus. En 2017 y 2020 fue el linaje 2, el mismo que circula por Europa Central.

GRAVES PROBLEMAS SANITARIOS

Las administraciones sanitarias han avisado a los hospitales cercanos para que tengan en consideración el virus ante un diagnóstico de meningoencefalitis vírica sin filiar. Aunque no suele afectar a las personas, provoca síntomas como el dolor abdominal, la fiebre, el dolor de garganta y de cabeza, la falta de apetito, los dolores musculares, las náuseas, los vómitos, la diarrea, los sarpullidos en la piel y la inflamación de los ganglios linfáticos. En casos extremos puede provocar una encefalitis o meningitis. 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.