Después de ayudar a encontrar empleo a 400 personas que estaban en el paro desde hace más de dos años, Barcelona Activa ha anunciado que en los próximos meses pondrá el foco sobre las personas mayores de 45 años con las mismas dificultades para encontrar un empleo. De hecho, tal como ha señalado la directora general del ente, Sara Berbel, los trastornos y el malestar psicológico relacionados con la desesperanza y las angustias “han aumentado mucho” en no conseguir firmar un contrato desde hace años.

Berbel ha señalado que estas afectaciones psicológicas se ha reproducido sobretodo “en aquellos barrios y distritos donde el paro es más elevado”. Territorios en los que ya se han puesto en marcha tres puntos de atención a jóvenes que sufrían este tipo de males, pero que en breves también atenderán a las personas mayores de 45 años. En la misma línea, Berbel ha destacado que cuando se habla de malestar psicológico o trastornos no se habla en ningún caso de esquizofrenias o bipolaridades, sino de personas que su situación de paro puede provocarles posibles desestructuraciones familiares y/o angustias e insomnios.

La responsable de Barcelona Activa también ha señalado que estos males pueden terminar repercutiendo en su búsqueda de empleo, ya que “muchos lo que tienen es una desesperanza aprendida”. “Confían poco, tienen pocas expectativas”, ha señalado. Circunstancia que, sin embargo, desde la empresa pública tratan de revertir mediante asesores que prueban de devolverles la esperanza.

El 40% de los desempleados hace más de un año que buscan un trabajo / Lisandro M Enrique

EL PLAN DE CHOQUE

Barcelona Activa asegura que, con el pan de choque que pusieron en marcha en 2016 y que se dotó con 4 millones de euros, ya se ha conseguido que 400 personas encuentren un puesto de trabajo (después de estar más de dos años sin empleo). O dicho de otro modo, uno de cada cuatro inscritos en el programa han conseguido firmar un contrato (mayoritariamente de 6 meses, aunque el 10% de estos nuevos contratos son indefinidos). Cabe destacar que el 40% de los barceloneses apuntados en el INEM llevan más de un año sin encontrar trabajo, y que el 26% más de dos.

¿Cuál es el perfil de desempleado de muy larga duración? Pues una mujer mayor de 45 años que tiene una educación general y que sobre todo se ha dedicado al sector servicios. Colectivo al que Berbel le recomienda formarse ya sea por su cuenta o mediante los 140 cursos que ofrece Barcelona Activa (ahora pasarán a ser 200), ya que suelen ser “personas con nivel de formación bajo” o “poco profesionalizados”, desvela. Ante esta coyuntura, la empresa pública les ofrece cursos de reciclaje ya sea de forma personal o virtual, asesoramiento y/o certificados de profesionalidad.