La saturación del número de teléfono de emergencias 061 por el coronavirus ha hecho que muchos ciudadanos de Barcelona, del área metropolitana y de toda Cataluña hayan optado por llamar estos días a otro número que tiene una función similar, el 112. Pero esta acción ha acabado afectando la atención a los casos más graves, porque también ha recibido más llamadas de las que el servicio puede gestionar en un día habitual.

Según ha explicado el conseller de Interior, Miquel Buch, el porcentaje de llamadas relacionadas con la covid-19 en este número de emergencias llegó a ser el 50% del total, una cifra que en estos momentos ha bajado hasta el 38%.

EL 112, EL ÚLTIMO RECURSO

Buch, ha agradecido a la ciudadanía por haber respondido al llamamiento del gobierno de no hacer llamadas al 112 para consultas relacionadas con el coronavirus. Eso sí, el conseller ha instado al conjunto de la ciudadanía a no relajarse y ha recordado que el 112 es solo un recurso telefónico para casos de emergencia.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.