Las elecciones para elegir al nuevo síndic o síndica de Barcelona no despierta ningún tipo de interés entre los barceloneses. Hasta este lunes, solo 1.456 ciudadanos han participado en el proceso participativo abierto por el Ayuntamiento, una cifra ridícula. Esta fase de apoyo popular a los candidatos se abrió el 19 de abril y se prolongará hasta el 19 de mayo.

De seguir en la misma proporción, el proceso participativo todavía acumulará menos votos que en 2016, cuando se hizo por primera vez. En aquella ocasión, 6.747 personas tomaron parte en la iniciativa, que dio pasó a la reelección de Maria Assumpció Vilà como síndica de greuges [ver aquí].

EMPADRONADO EN BARCELONA Y MAYOR DE 16 AÑOS 

Los votos se emiten a través de la plataforma Decidim Barcelona, que aglutina distintos procesos participativos municipales. Para tomar parte, previamente un ciudadano se tiene que dar de alta a través de un correo electrónico. Algunos de los requisitos para votar son estar empadronado en Barcelona tener más de 16 años.

Cuando el vecino se inscribe tiene que introducir algunos datos personales, como el DNI y el código postal de residencia, y el número de teléfono, en el que recibe un código de verificación. Una vez en la plataforma ya se puede votar. Como ha explicado este lunes Metrópoli, los ciudadanos que participen en el proceso pueden cambiar cuantas veces quieran el sentido del voto. Eso sí, previamente, tienen que haber anulado el voto anterior.

DIFICULTADES PARA DARSE DE ALTA

Fuentes de una de las candidaturas han criticado las dificultades para darse de alta en la plataforma municipal, lo que en su opinión lleva a muchas personas a dejarlo correr sin votar. Desde distintas entidades vecinales denuncian que el Decidim Barcelona apenas es conocido por la ciudadanía y que el Ayuntamiento tampoco ha hecho una campaña de publicidad para dar a conocer el proceso participativo. Las elecciones también limitan el voto de las personas mayores, porque solo está previsto que se pueda hacer a través de internet. El consistorio ha establecido unos puntos de acompañamiento, que apenas ha publicitado.

A ser el nuevo síndic o síndica de Barcelona concurren ocho personas: el exconcejal del PSC Ramon Nicolau, la arquitecta Zaida Muxí, la historiadora Isabel Alonso, el líder vecinal Jordi Giró, el doctor en Derecho y presidente del Institut de Drets Humans de Catalunya David Bondia, el educador social Rafel López, la exportavoz del sindicato USTEC Rosa Cañadell y el abogado Ricardo de la Rosa. El cargo tiene un sueldo de cerca de 82.000 euros.

VOTACIONES NO VINCULANTES

Ni hace cinco años ni ahora, el resultado de las votaciones es vinculante. La decisión final la tiene el Consejo Plenario, a propuesta de la alcaldesa Ada Colau y previo acuerdo con los grupos municipales. El nuevo síndic o síndica necesita el apoyo de dos terceras partes del pleno, es decir 28 de 41 concejales. Se espera que el nombre del nuevo defensor o defensora de los barceloneses se conozca en julio.

Para la regidora de Barcelona pel Canvi, Eva Parera, "pasar a los aspirantes por una votación en la plataforma Decidim Barcelona, cuando no es un procedimiento reconocido para su elección, puede llevar a la sensación de que hay una criba previa y que los candidatos no llegan en igualdad de condiciones al pleno. Es un sistema muy perverso. Es algo que se tendría que evitar. Soy totalmente contraria a que la elección del síndic tenga que pasar por la plataforma Decidim Barcelona, aunque se vote una o 25 veces. No está previsto en ningún sitio que la elección se haga así y, por tanto, no tiene sentido poner la votación en marcha".

SUPERVISAR LAS ACTUACIONES DEL AYUNTAMIENTO

La función del síndic o síndica de Barcelona es la defensa de las libertades públicas y los derechos fundamentales de la ciudadanía de la capital catalana, y la institución que encabeza esta figura es la encargada de supervisar las actuaciones del Ayuntamiento. Aunque el órgano depende económicamente del consistorio, el defensor/a no recibe órdenes de ningún gobierno ni del alcalde o alcaldesa. Hasta ahora, el cargo lo han ocupado dos mujeres, Pilar Malla, entre 2005 y 2010, y Maria Assumpció Vilà, desde 2010 hasta la actualidad (dos mandatos).

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.