ARCHIVADO EN:

Cuando no se ha cumplido ni un mes de su lanzamiento mundial, El juego del calamar se ha convertido ya en la serie más vista en 90 países –incluyendo España– y va camino de ser la de mayor éxito en la historia de Netflix, por encima de Los Bridgerton. Diez días después del estreno, 78 millones de personas habían visto ya toda la temporada, según los datos de audiencia compartidos por la compañía. Una avalancha de espectadores a los que les sonará esta imagen:

El laberinto de 'El juego del calamar' en una imagen de la serie / NETFLIX
El laberinto de El juego del calamar en una imagen de la serie / NETFLIX

Se trata de uno de los escenarios de la serie, en el lugar en el que tienen retenidos a los jugadores de esta macabra competición. Y lo que la mayoría no sabe es que está inspirado directamente en una de las obras del arquitecto barcelonés Ricardo Bofill. La construcción en cuestión es conocida como la Muralla Roja y se encuentra en la localidad valenciana de Calp, en Alacant. Está ubicada en la urbanización La Manzanera y cuenta con 50 viviendas en su interior. Aquí la fotografía de este psicodélico lugar:

Es en la Muralla Roja de Ricardo Bofill en Calp / WIKIMEDIA COMMONS
Es en la Muralla Roja de Ricardo Bofill en Calp / WIKIMEDIA COMMONS

Como en la serie, la Muralla Roja de Calp es un edificio laberíntico que Bofill diseñó en los años 60 y que se terminó de construir en 1973. Declarado Bien de Interés Cultural, hasta aquí peregrinan en verano turistas y bañistas. También lo hacen los profesionales del audiovisual, que han convertido el lugar en un escenario perfecto para sus fotografías, grabaciones y videoclips. Asimismo, el videojuego Monument Valley 2, del gigante chino Tencent Games, lo usó en 2017 para algunas de sus localizaciones. Y claro, el ir y venir de gente hace tiempo que generan tensiones con los vecinos. Por este motivo recuerdan que es necesaria una autorización o la invitación de un vecino para acceder al interior, puesto que se trata de una propiedad privada.

La Muralla Roja de Calp en dos imágenes de su interior / PIQSELS
La Muralla Roja de Calp en dos imágenes de su interior / PIQSELS

Bicolor con paredes rojas y azules, este proyecto de Bofill es un homenaje a la arquitectura islámica en el litoral mediterráneo. Aún sobre los colores, las zonas rojizas están en las residencias y las azuladas en los espacios comunes. Está estructurado además con la forma de una cruz griega. Otros datos de interés, por si alguien quisiera un apartamento ahí: a diferencia del siniestro "juego del calamar", aquí hay solárium, piscina y sauna.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.