ARCHIVADO EN:

Los vecinos de Can Baró alertaron al 112 y a la Guàrdia Urbana de que había una colmena de avispas asiáticas en el polideportivo del barrio, según publicaron el pasado 4 de octubre los residentes en la cuenta de Twitter Plataforma Can Baró.

Lo que más preocupó a los vecinos es que el nido de avispas se encontraba a la altura de un parque infantil, por lo que temían las repercusiones que podían llegar tener las picaduras en los niños. 

Los residentes de la zona se han visto obligados a convivir con la colmena hasta la noche del lunes, momento en el cual un apicultor la ha retirado.