Unas 50 personas han protestado este viernes en la plaza Sant Jaume contra el cierre de bares y restaurantes decretado por el Govern. Los concentrados han sido convocados por la Federació Intercomarcal d'Hosteleria de Restauració i Turisme (Fihrt), con el apoyo de PimeComerç y el Gremi de Restauració de Barcelona.

La protesta ha arrancado pasadas las 12:00 horas, cuando los participantes se han distribuido por la plaza, mirando hacia el Palau de la Generalitat, ataviados con multitud de carteles y haciendo sonar silbatos y cacerolas.

"LA RESTAURACIÓN NO ES EL VIRUS"

La mayoría de paneles llevaban el mensaje 'La restauración no es el virus. Queremos trabajar, no al cierre', y algunos también incluían al ocio nocturno en su eslogan.

El gerente de Fihrt y vicepresidente de Pimec Turisme, Daniel Brasé, ha explicado en declaraciones a Europa Press que han convocado la manifestación para seguir protestando contra el cierre.

ESPACIO "SEGURO"

"La solución sería el levantamiento de las restricciones porque desde el primer día la restauración ha demostrado que está aplicando todas las medidas de seguridad e higiene no solo para los clientes, sino también para los trabajadores", ha defendido.

Brasé ha sostenido que el índice de contagios en el sector ha sido mínimo: "Somos un espacio seguro y queremos que desde el Govern se valore".

Ven con buenos ojos un hipotético toque de queda para poder abrir hasta su inicio porque con el reparto a domicilio actual "no es una solución", sobre todo para municipios pequeños.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.