La Vila Universitària de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) está en cuarentena tras detectar un brote de coronavirus. Según las primeras informaciones, habría al menos 24 casos positivos y otros 20 aislados, aunque desde el pasado jueves, 25 de febrero, y a lo largo de la mañana de este viernes, se realizarán cribados masivos a todos los residentes.

La ola de contagios "no ha sido ninguna sorpresa" en las residencias, aseguran los universitarios a Metrópoli Abierta. Varios estudiantes acusan a los “organizadores de fiestas ilegales” de provocar este brote, e incluso algunos los han delatado a través de las redes sociales. Según cuentan los jóvenes, en los espacios públicos de la Vila “hay normalidad”, pero “lo que pasa en el interior de los pisos es muy difícil de controlar”.

SANCIONES DISCIPLINARIAS

Mariluz Pacheco, directora de la Vila Universitària, afirma a este medio que “todos los universitarios conocían el protocolo sanitario” y que “todas las prestaciones de la residencia estaban adaptadas a la pandemia”.

Pacheco asegura que, desde el inicio de curso, se han visto obligados a imponer “sanciones disciplinarias como la expulsión” por no respetar las medidas sanitarias. “La Vila proporciona a los alumnos la información necesaria, ellos ya conocen las normas. Pese al refuerzo de control, hay actuaciones inevitables que, al detectarlas, tienen sus consecuencias”, apunta.

Jerónimo, un residente, opina que en la Vila Universitària se cumplen las medidas sanitarias y existe un alto control por parte de los responsables. Mientras tanto, otros convivientes critican que en ocasiones han llamado a los agentes de la Vila para denunciar celebraciones y no se ha tomado "ningún tipo" de medida. 

BLOQUE ERASMUS

La Universidad ha abierto un expediente para investigar el inicio de los contagios tras recibir un informe de Salut. Según Jon, un inquilino de la Vila, “la transmisión se ha originado en el bloque Erasmus, donde se organizan fiestas constantemente". Uno de sus compañeros afirma que "los Mossos d’Esquadra han acudido alguna vez a lo largo del curso" para frenar este tipo de reuniones ilegales

Sandra (nombre ficticio) asegura que “este problema podría haber llegado mucho antes”. Pese a que la joven considera que es una situación en la que “prevalece la responsabilidad personal”, explica que “desde septiembre ha sido muy fácil organizarse y moverse entre las viviendas”.

Fiestas organizadas en la residencia de la UAB / Twitter
Fiestas organizadas en la residencia de la UAB / Twitter

EXTREMAR LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD

El rectorado de la UAB, dirigido por Javier Lafuente, envió un comunicado a todos los alumnos de la Vila tras el conocimiento del brote. “Hay que extremar las medidas de seguridad cuando sea necesario”, pide a los residentes.

Jerónimo, que ha vivido la pandemia en la residencia, considera que “el coronavirus se está tomando de forma muy distinta entre los diferentes grupos de convivencia”. Según cuenta el joven, hay una "minoría" que “sigue una rutina normal, sin respetar el límite de personas ni la mascarilla en muchas ocasiones”.  

CRIBADOS MASIVOS

El cribado que se inició el jueves en la villa ya cuenta con 504 muestras y se espera llegar a un millar de pruebas PCR al final de este viernes. Josep Maria Argimon, secretario de Salud Pública de la Generalitat, ha asegurado en rueda de prensa que la colaboración del Departament de Salut con la UAB ha sido “fluida en todo el proceso”.

Según Argimon, los resultados se facilitarán “a lo largo de este fin de semana” y ha recordado que las pruebas “están abiertas también a otros estudiantes de la universidad”.

Cribados intensivos en Barcelona / EUROPA PRESS - DAVID ZORRAKINO
Cribados intensivos en Barcelona / EUROPA PRESS - DAVID ZORRAKINO 


“UN PEQUEÑO MUNICIPIO”

La responsable de la Vila destaca que hay “pisos especiales para el aislamiento de los positivos” y que "todos los servicios se adaptarán" para cubrir sus necesidades. “Trataremos la situación siguiendo las recomendaciones de Salut y nuestro protocolo prefijado. Al final esto es como un pequeño municipio, el contagio se puede haber producido en cualquier circunstancia, hay más de 800 pisos”, concluye Pacheco.

Por ahora, todos los estudiantes infectados están confinados y, desde el rectorado de la Universidad y la organización de la Vila están a la espera de resultados para evitar que continúe la propagación. Además, la administración mantiene que "el origen del brote es desconocido" y que la investigación sigue en marcha. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.