ARCHIVADO EN:

La Residència Assistida de Gent Gran de Gràcia, totalmente pública, cuenta con un 27% de sus 62 mayores fallecidos o en estado grave en un centro sanitario debido a la pandemia de coronavirus.

El geriátrico suma hasta 11 ancianos que han muerto debido a la infección, y otros cinco más hospitalizados por este mismo motivo, según ha informado Crónica Global.

Además, según han indicado los familiares, 16 empleados se encuentran de baja con síntomas compatibles con Covid-19, de los cuales tres han dado positivo en los test para detectar este patógeno.

OLVIDADOS POR LA GENERALITAT

Los familiares de los residentes señalan a la Generalitat, ya que se trata de un centro público, sobre quien aseguran que no ofrecieron los equipos de protección indvidual correspondientes hasta el 31 de marzo, además de no contar con test para los internos, por lo que un familiar anónimo pagó más de 60 pruebas para los ancianos.

Además, defienden la labor de los trabajadores del centro, de quienes dicen que "se esmeran, luchan todo lo que pueden, vienen día y noche", pero que la falta de test impidió una separación a tiempo que evitara los contagios.

Actualmente, dos de las tres plantas del equipamiento tiene a mayores con coronavirus, por lo que familiares y trabajadores han llegado al límite. "Alguien tiene que responder o pagar por ello. El Govern sabía de nuestra situación, avisamos al Colegio de Médicos y a la Agencia de Salud Pública de Barcelona. Lo sabía todo el mundo pero nadie ayudó. Nos dejaron vendidos", aseguran.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.