ARCHIVADO EN:

Renfe echa balones fuera. La operadora ferroviaria estatal es uno de los organismos denunciados por la plataforma Xnet, que pide a la Fiscalía de Barcelona que investigue la escenas de trenes de Rodalies abarrotados durante los meses posteriores al confinamiento. Una querella por la falta de medidas de seguridad para proteger del Covid-19 a los pasajeros, de la que ahora Renfe se quita toda responsabilidad de encima a través de un comunicado.

“Desde que se decretó el estado de alarma, Renfe ha tomado todas las medidas en sus trenes e instalaciones marcadas por las autoridades sanitarias”, asegura la operadora en el texto publicado este jueves. Afirma que “garantiza la máxima seguridad higiénica y sanitaria de los viajeros” y se defiende por no ampliar el horario de paso de los trenes, porque Rodalies ya trabaja “al 100% de su oferta en días laborables” a pesar “del descenso de la demanda”. Pero esto no es todo, porque además de mirar hacia otro lado y rechazar cualquier autocrítica, Renfe señala a la Generalitat para dejar claro que las decisiones con respecto al transporte en los trenes son “siempre consensuadas”. Cabe recordar que la administración catalana tiene la titularidad del servicio, pero no es la gestora del mismo.

Uno de los andenes de Barcelona Sants, abarrotado de pasajeros que esperan un tren / TV3
Uno de los andenes de Barcelona Sants, abarrotado de pasajeros que esperan un tren durante la pandemia del Covid-19 / TV3

En el comunicado, la operadora enumera también todas las medidas que habría tomado para minimizar riesgos: señalización de las entradas y salidas de los vestíbulos para facilitar la movilidad, instalación de dispensadores de hidrogel y mamparas entre clientes y personal, y una desinfección a fondo de los trenes, con especial foco en los “elementos con mayor riesgo de transmisión como pasamanos, pulsadores de puertas de acceso, baños o cabinas de conducción”, además del recordatorio de llevar mascarilla y viajar en silencio, sin comer ni beber, a través de las pantallas y la megafonía. Con todo, Renfe reivindica que “los expertos y las autoridades sanitarias confirman que el transporte público no es un foco de contagio”.

DENUNCIA POR "DEJADEZ DE FUNCIONES"

La denuncia de Xnet se hizo pública este jueves. En ella, la plataforma ciudadana manifiesta que la “dejadez de funciones” en Rodalies de Catalunya pone en riesgo la salud de los pasajeros. Y hace también un llamamiento a la población para que “documente la situación” en vista de la apertura de casos judiciales.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.