ARCHIVADO EN:

El concejal de Movilidad, Eloi Badia, ha presentado este jueves la normativa para el uso de motocicletas y bicicletas de uso compartido en Barcelona. En su comparecencia, el político de los comunes ha asegurado que se dispondrá “de 4.000 licencias para bicicletas y 7.000 para motocicletas

De esta manera, Badia ha afirmado que “apostar por el sharing es un eje estratégico”, por lo que se deben “gestionar los conflictos en el espacio público” algo que, según el concejal, “se ha trabajado durante el proceso” para regular la llegada de este servicio.

TASA Y PEDAGOGÍA

Según se explica desde el consistorio, se otorgarán las licencias de manera “garantista”, por lo que éstas serán adjudicadas a las empresas que hagan una solicitud y cumplan los requisitos. Las compañías deberán pagar, por cada licencia, una tasa de 71,51 euros anuales por vehículo.

El Ayuntamiento asegura que el concurso se llevará a cabo "en las próximas semanas", y la idea es llevar a cabo las adjudicaciones después del verano.

El número de licencias totales ascenderá, de manera exacta, a 3.975 para bicicletas y a 6.958 en el caso de motocicletas y ciclomotores. Además, el concejal de movilidad ha explicado que se llevará a cabo un ejercicio de “pedagogía” para los usuarios, tratando un “régimen disciplinario y de buenas prácticas”.

LIMITACIONES A EMPRESAS

Pese a la cifra de licencias otorgadas, las empresas dispondrán de una limitción de adjudicación. Concretamente, cada compañía que sea aceptada tras el concurso podrá disponer de un máximo de 1.325 licencias.

Además, cada autorización tendrá una vigencia inicial de tres años, que podrá ser prorrogada a un cuarto previa petición del titular y si el consistorio lo considera adecuado.

TARDE PARA CIUTAT VELLA

Esta normativa llega tarde para el distrito de Ciutat Vella. Badia ha reconocido que se trata de un caso excepcional en la ciudad, ya que “está, ahora mismo, saturado”.

Por otra parte, el concejal ha asegurado que se establecerán zonas de aparcamiento diferenciadas para bicicletas “de uso exclusivo para los vecinos”, por lo que las que pertenezcan a servicios de sharing tendrán prohibido estacionar.

Pese a que esta medida aún no se contempla para motocicletas y ciclomotores, el Ayuntamiento no descarta incluirla en un futuro para este tipo de vehículos, lo que sería contradictorio con la defensa de “reducir el vehículo privado” que ha ensalzado Badia.

LOS PATINTES, EL SIGUIENTE PASO

La nueva regulación no contempla el caso de los patinetes, vehículos que han protagonizado conflictos en la capital catalana. Pese a que Badia ha reconocido que son numerosos en Barcelona, ha reconocido que no están contemplados en esta nueva normativa.

Pese a ello, el consistorio han "aceptado que habrá sharing de patinetes". Debido a esta futura situación, ha insistido en que los patinetes son los siguientes vehículos que se regularán junto a los turismos eléctricos.