Paseantes en La Rambla / EUROPA PRESS
Paseantes en La Rambla / EUROPA PRESS

La reforma de La Rambla se retrasa de nuevo: nada antes de 2022

El Ayuntamiento abandona la remodelación del paseo para este año por la falta de presupuesto

Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta
Actualizado: 15/03/2021 17:28 h.

La reforma de La Rambla se retrasa de nuevo. Lo afirma Amics de la Rambla, que aúna a comerciantes y vecinos, tras haberse reunido con el Ayuntamiento de Barcelona. Según la entidad, las obras se iniciarán "a medio plazo", de 2022 hacia adelante, por la falta de presupuesto. 

Este lunes, Amics de la Rambla, que preside Fermín Villar, mantuvo un encuentro con el primer teniente de alcaldía Jaume Collboni, la teniente de alcaldía de Urbanismo Janet Sanz y los concejales de Ciutat Vella y de Mercados Jordi Rabassa y Montserrat Ballarín, respectivamente.

MEJORAR EL MANTENIMIENTO 

Según Amics de la Rambla, el Ayuntamiento se ha comprometido este 2021 a eliminar las concesiones municipales del céntrico paseo que están fuera de normativa -las antiguas pajarerías-, lo que permitirá ganar espacio. La entidad también quiere que el Ayuntamiento ejecute otras acciones previstas en el Plan Especial de Ordenación de La Rambla que son de fácil aplicación, como sacar las viejas cabinas telefónicas y el mobiliario urbano obsoleto, y mejorar el mantenimiento de la vía, explica el gerente Xavi Massip.

Como avanzó Metrópoli Abierta hace unos meses, el consistorio estaba ultimando el proyecto ejecutivo. Todo apunta que la nueva hoja de ruta para la transformación de La Rambla, que tendrá un coste de unos 40 millones, ya se ha terminado y se llevará a aprobación el próximo martes en la comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad.

RUEDA DE PRENSA APLAZADA

Collboni, Sanz y Rabassa debían comparecer este jueves ante la prensa para explicar el proyecto ejecutivo y el nuevo calendario, pero la convocatoria se ha suspendido, teóricamente por motivos de agenda, hasta el 16 de marzo. 

El presidente de Amics de La Rambla ve "deprimente" el nuevo calendario y desde la entidad se pide acelerar la remodelación, reduciendo las fases de ejecución de cinco a tres y los años de trabajos de 7,5 a cinco, es decir que en el mejor de los casos la renovación será una realidad en 2030.

La entidad recuerda que el plan especial para la reconversión de La Rambla fue aprobado en 2016, hace más de cinco años, y entre las demandas que hace al consistorio figuran que el paseo esté "limpio y ordenado" y sea un lugar "seguro". "La Rambla es el termómetro de la seguridad de Ciutat Vella y de la ciudad. Una Rambla segura es beneficiosa para el resto del barrio y de Barcelona".

DIVERSIDAD COMERCIAL

Amics de la Rambla también reclama convertir la zona en uno de los primeros APEU de Barcelona (Áreas de Promoción Económica Urbana) para proteger el comercio de proximidad. Desde el colectivo se defiende favorecer la "diversidad comercial".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.