ARCHIVADO EN:

La red 5G ha llegado a Barcelona gracias a un proyecto que ha unido a la empresa Mobile World Capital Barcelona, la Generalitat, FGC Vodafone, que están ultimando la primera cobertura de esta magnitud en la red ferroviaria de la ciudad.

El presidente de Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC), Ricard Font, explicó el pasado 4 de febrero que el operador instalará un "laboratorio" 5G en los túneles de plaza Espanya en Barcelona con el objetivo de mejorar la conectividad del usuario y de la empresa en su día a día.

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

"Trabajamos en una propuesta de laboratorio 5G que queremos poner en marcha entre plaza Espanya y Fira de Barcelona", añadía Font hace ya casi unos tres meses.

Aquel día, el presidente de FGC indicó que se trata de un proyecto de investigación e innovación que permite garantizar el ancho de banda y la conectividad: "Entramos en una nueva dimensión de conectividad", aseguraba.

UNA QUINCENA DE ANTENAS

Este hecho ha sido posible gracias a la colocación de un total de 15 antenas repartidas entre este área de la capital catalana (que ha contado con una inversión de 600.000 euros) y la red 5G de la operadora Vodafone.

Además, la conexión 5G de este tramo no es un servicio temporal sino que llega con la intención de quedarse en Barcelona. Su inauguración estaba prevista para el domingo 23 de febrero pero se aplazó a causa de la cancelación del Mobile World Congress 2020.

CRÍTICAS

Pero no todo el mundo está de acuerdo con esta decisión. Una plataforma vecinal, llamada Stop 5G BCN, ha clamado públicamente contra este proyecto. Concretamente, critican dos aspectos.

En primer lugar, que, en comparación con el 4G, la quinta generación de tecnología móvil se caracterizará por un mayor aumento de la velocidad de transmisiones y del número de dispositivos que pueden estar conectados a la vez, algo que requerirá que se instalen muchas más antenas de comunicación y más radiación electromagnética emitida, desde el punto de vista de este grupo de barceloneses.

¿LA ECONOMÍA, MÁS IMPORTANTE QUE LA SALUD?

Y, por otro lado, no entienden que la industria y las administraciones se hayan puesto de acuerdo para llevar a cabo esta iniciativa sin tener resultados claros que todos estos dispositivos conectados sean realmente inocuos, dando preferencia a los intereses económicos por encima de la salud.

En este sentido, la plataforma piden a las administraciones que consensúen una hoja de ruta común con la ciudadanía y, a la comunidad científica, la apertura de un debate sobre los efectos de las radiaciones electromagnéticas y sobre la salud de las personas, antes de que se instalen centenares de antenas 5G.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.