ARCHIVADO EN:

Presión al Ayuntamiento de Barcelona para que el Hermitage se instale en la ciudad. Una treintena de entidades de la Barceloneta, encabezadas por la Associació Veïns de la Barceloneta, han impulsado en el portal Change.org una petición de firmas en apoyo al proyecto de museo Hermitage en Barcelona y para que el Ayuntamiento apruebe este equipamiento.

Su manifiesto alega "los valores de cambio y aspectos de beneficio para la vida cultural, social, económica, urbanística y de prestigio" que puede aportar el museo en el barrio (se ha proyectado en el Puerto) y en la ciudad, según el texto que figura en la web, donde hay casi 4.000 firmas [ver aquí].

RECUPERAR LA BARCELONETA

Añade que el proyecto es "una alternativa sólida y a corto plazo" para transformar y recuperar el barrio, y que la última versión del proyecto presentada mejora su propuesta de diseño y de destino del recinto.

"Ahora, redefinido, creemos que es una apuesta de futuro porque la imagen del barrio recupere cierta dignidad", ya que constatan una decadencia y una pérdida de identidad de la Barceloneta.

Por eso destaca que el proyecto implica desplazar "turismo invasor por otro de respeto y con ganas de conocer el entorno", empleo de diferentes tipos y la confirmación de que las empresas implicadas en instalar el edificio rehabilitar la zona contraten a personas y proveedores locales, entre otras ventajas.

COLAU, CONTRA EL PROYECTO

La recogida de firmas y la presión de los vecinos de la Barceloneta llega después de que el Gobierno de Ada Colau diera un portazo a la pinacoteca en el último pleno municipal. Barcelona pel Canvi, el partido que lidera Manuel Valls, presentó una proposición donde pedía al Ejecutivo local que negociara, con la mayor brevedad posible, el convenio para la puesta en marcha del museo Hermitage en la nueva bocana del Port de Barcelona. Sin embargo, la iniciativa fue tumbada con los votos en contra de Barcelona en Comú, PSC y ERC, mientras que Ciutadans, PP, Junts per Catalunya y Barcelona pel Canvi votaron a favor.

Las diferencias entre los dos socios de gobierno --PSC y Barcelona en Comú-- sobre el proyecto son conocidas, aunque de momento se imponen las tesis de los comunes. Las trabas del gobierno municipal al Hermitage están poniendo en riesgo su desarrollo, dado que otras ciudades como Madrid ya han mostrado su interés por la pinacoteca, tal y como avanzó Crónica Global. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.