ARCHIVADO EN:

Una veintena de cines de Barcelona y el área metropolitana de Barcelona han presentado este lunes un recurso contencioso-administrativo en el Tribunal Supremo de Justicia de Cataluña (TSJC) para frenar el cierre de sus salas, una decisión tomada por la Generalitat hace unos días en el marco de las nuevas restricciones contra la pandemia.

El sector del audiovisual entiende que este nuevo cierre, tras meses sin vender una sola entrada, supondría pérdidas económicas "irrecuperables" y pide suspender de manera cautelar las restricciones del Procicat, el plan de emergencia del govern de Quim Torra. 

DECISIÓN 'ARBITRARIA'

En declaraciones a la ACN, el presidente del Gremi de Cinemes de Catalunya, Camilo Tarrazón, ha dicho que la suspensión de los cines es "arbitraria y desproporcionada". Los demandantes se han unido para impugnar las órdenes de la Generalitat. Argumentan que las salas de cine garantizan la seguridad de los espectadores, como, dicen, han reconocido las propias autoridades científicas y médicas.

Tarrazón ha señalado que ninguno de los ayuntamientos que ha pedido al Procicat poder abrir de manera excepcional  ha obtenido respuesta. Delante de la "indefensión" que supone la falta de respuesta del Procicat y tras una semana esperando, el Gremi ha decidido "acelerar" la decisión acudiendo a la justicia.

CIERRE DE CINEMES GIRONA

La Generalitat abrió la puerta el sábado a revisar las restricciones en gimnasios, cines y teatros en Barcelona. Ante la incertidumbre, los Cinemes Girona de Barcelona han anunciado este lunes que se han visto obligados a cerrar hasta finales de agosto. La empresa ha acusado a la Generlaitat de tomar una decisión "equivocada" el pasdado 18 de julio cuando "rompió la continuidad que necesitan nuestras salas y la dinámica del funcionamiento", ha escrito el cine en Twitter.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.