ARCHIVADO EN:

Fueron sólo un porcentaje pequeño los arrestados extranjeros, pero la mayoría de ellos continúan detenidos. De hecho, los activistas llegados de fuera de nuestras fronteras que participaron en las guerrillas urbanas de Barcelona hace tres meses fueron sólo el 13% de todos los detenidos. De ahí que ahora algunas voces se levanten para acusar a España de racismo. Al menos, ésa es la acusación que se hace desde algunas plataformas independentistas por mantener en la cárcel a cinco manifestantes que habían participado en los alborotos del centro de Barcelona el pasado mes de octubre, tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 1-O.

Varios portales internacionales se hicieron eco de esta situación, aireada por plataformas independentistas a través del diario Nació Digital. Así, el diario Barbaryfigs destacaba en su portada este miércoles un titular que no deja lugar a dudas: Represión racista en Cataluña. “Ibrahim, Charaf, Moushim, Charles y Mohammed han pasado más de tres meses en prisión desde los desórdenes públicos en Cataluña que siguieron a la sentencia de la Corte Suprema condenando a 9 líderes catalanes a [penas] entre nueve y 13 años de prisión por organizar el referéndum del 1 de octubre de 2017”, explicaba en su portada el diario.

Cierto es que el blog en cuestión se nutre de noticias proporcionadas por medios del independentismo radical catalán, tras pasar a veces por filtros que desdibujan la realidad política. Así, hace sólo cuatro días, este mismo diario sacaba otro titular estrambótico: “Fuera de control, la policía española es recompensada por su brutal operación contra los manifestantes catalanes”. Y en noviembre pasado no dudaba en ofrecer otro titular para olvidar: “Filtraciones ilegales del caso de 7 activistas catalanes encarcelados, diseñadas para influir en el resultado de las elecciones generales españolas”. Se trataba de las filtraciones sobre el sumario de las detenciones de dirigentes de CDR, similares a las filtraciones de cualquier otro sumario.

POSIBLES DEPORTACIONES

La plataforma Alerta Solidaria había denunciado especialmente la situación de uno de ellos, Charles Andrew Pittman. “Charles tiene 26 años, fue detenido el pasado 18 de octubre durante las movilizaciones postsentencia y lleva más de dos meses encerrado en la prisión de Brians I. Fue detenido por la Guardia Urbana de Barcelona mientras intentaba sobrevivir en la ciudad y por encontrarse en el lugar y momento equivocado. Sólo lo mantienen en prisión por falta de enraizamiento, porque Charles, actualmente, no tiene domicilio conocido y mantiene la nacionalidad norteamericana”, explicaba Alerta Solidaria en una comunicación a través de las redes sociales. Su deportación puede ser cuestión de días.

La plataforma denunció que los marroquíes Ibrahim Afkir y Charad Fadlaoui se encuentran internados en el módulo 1 de la cárcel de Puig de les Basses, en Girona. El exdiputado de la CUP Benet Salellas es su abogado y ha advertido que sobre ellos puede pender también una orden de extradición a Marruecos.

EL INDEPENDENTISMO SE MOVILIZA

Por su parte, Mohammed, también marroquí, fue puesto en libertad, pero trasladado posteriormente al centro de internamiento de extranjeros de la Zona Franca. Alerta Solidaria emitía esta semana un agónico llamamiento señalando que los encarcelados “necesitan nuestro apoyo. Escríbeles”. Además de los extranjeros, incluía en esta demanda al madrileño Daniel Gallardo, detenido el 16 de octubre en la Puerta del Sol de Madrid, que se encuentra recluido en el centro penitenciario de Madrid II. Y subrayaba: “Las palabras no se pueden encerrar dentro de una jaula. Vuelan solas”.

Ante esta situación, algunas plataformas y colectivos soberanistas han comenzado movilizaciones. Para denunciar la situación “Todos los CDR y en general todo el movimiento independentista habrían de estar en todas las manis contra los Cies, contra el racismo antiinmigración y antifascistas feministas y por las pensiones. Unifiquemos protestas porque todas partimos de lo mismo. Igualmente, es preciso invitar a todas estas plataformas y el Diem 25 a las protestas contra la represión de los independentistas etcétera”, clamaba hace algunas semanas una conocida activista en las redes.