Indignación por la difusión de un vídeo grabado este lunes en una agencia inmobiliaria de Pineda de Mar, en la comarca del Maresme. En las imágenes, una pareja entra en el establecimiento y pide ver un piso para el que tenía cita. Pero la encargada les dice que no. El motivo: son marroquíes. “El propietario no quiere gente de África ni morenos. Me sabe mal”, se justifica la mujer que aparece al otro lado del mostrador.

La escena dura poco más de dos minutos. Tras las desafortunadas explicaciones de la agente, los clientes no salen de su asombro. “Esto es horrible” o “estoy en shock, repiten. Hasta que finalmente amenazan con interponer una denuncia. Es justo entonces cuando la responsable los echa a la calle y cierra de un portazo. “¡Racismo de mierda!”, termina espetando el hombre que graba. Esta es la secuencia entera:

QUIEREN PRESENTAR DENUNCIA

Pocos minutos después de tan desagradable suceso, Fikri –así se llama él– compartió el vídeo de lo ocurrido en sus redes sociales. “Vimos el anuncio en Idealista. Cuando entramos en la oficina, la mujer nos preguntó que de dónde éramos. Le dijimos que de Marruecos y nos respondió que el propietario no alquilaba a marroquíes, moros ni africanos. En ese momento saqué el teléfono y me puse a grabar”, explica en declaraciones a Metrópoli Abierta. Revela también que SOS Racisme ya tiene conocimiento del caso. La entidad les estaría ofreciendo asesoramiento jurídico para emprender las acciones legales que consideren oportunas.

Según Fikri, esta no es la primera vez que se topa de bruces contra lo que define como “racismo inmobiliario” en España. “Lo he vivido. Cuando pasas los documentos, ven tu nombre y descubren que eres de Marruecos, te dicen que no. Pasa el tiempo y el anuncio continúa publicado, pero a nosotros no nos lo dan”, lamenta. “Al final acabamos en pisos que nadie quiere, asquerosos y con todo roto. Viviendas del infierno”, añade.

CAMPAÑA CONTRA LA AGENCIA

Tras la publicación del vídeo en redes sociales, la agencia ha empezado a acumular multitud de reseñas negativas en las plataformas de internet. En Google se cuentan por decenas las malas críticas al negocio. Quejas por “falta de profesionalidad” y “poca calidad” del servicio que han surgido durante las últimas horas. Un boicot que durante la tarde de este jueves ha rebajado la valoración de la empresa a una estrella (de un total de cinco). Por el contrario, defensores de la inmobiliaria desmienten que sus trabajadores no alquilen a extranjeros y denuncian acoso.

LA RESPUESTA DE LA INMOBILIARIA

Después de hablar con Fikri sobre lo ocurrido el lunes, este diario se ha puesto en contacto con la responsable de la inmobiliaria. “No tengo nada que decir, no soy racista. El tema está denunciado ante los Mossos d’Esquadra”, es todo lo que ha querido aclarar.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.