“¡Queremos saber la verdad!” ha sido la única consigna que ha roto el silencio del homenaje a las víctimas de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils. Un acto, celebrado en el mosaico del Pla de l'Os de Joan Miró de Las Ramblas, mucho más moderado que en los años anteriores; marcado, obviamente, por la pandemia pero que, precisamente por estas características austeras, las consignas gritadas por las víctimas, sus familiares y otros simpatizantes han retumbado todavía más en el corazón de Barcelona.

Y es que, tres años después del horrible ataque que dejó en shock a Barcelona y el mundo, la capital catalana ha celebrado este acto de homenaje dejando que las víctimas - como no podría ser de otra forma - sean los protagonistas, mientras autoridades y representantes políticos han permanecido en un discreto segundo plano. Nada de discursos; nada de parlamentos; ni politizar el sufrimiento. Tan solo claveles blancos, un minuto de silencio y el "Cant dels Ocells". También la afluencia de personas se ha visto reducida, ya que la conmemoración apenas ha sumado unas doscientas personas.

MINUTO DE SILENCIO

Una cincuentena de familiares de fallecidos, heridos y testigos presenciales de los atentados, de los que hoy se cumplen tres años, han presidido la ceremonia, con claveles blancos en la mano, sobre el mosaico del Pla de l'Os de Joan Miró, donde el terrorista Younes Abouyaaqoub abandonó la furgoneta tras el atropello masivo de las Ramblas.

En una segunda fila han permanecido las autoridades y representantes políticos, encabezados por el presidente de la Generalitat, Quim Torra; los presidentes del Congreso y del Parlament, Meritxell Batet y Roger Torrent; el ministro de Sanidad, Salvador Illa; la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Todos ellos con sendas mascarillas y guardando la distancia de seguridad en una acción mucho más protocolaria y rígida que la espontaneidad de las víctimas y otros ciudadanos. 

Una joven estudiante del cercano Liceu de Barcelona ha interpretado al violonchelo "El Cant dels Ocells" mientras los concentrados guardaban el minuto de silencio, en el que algunas de las víctimas no han podido reprimir las lágrimas.

SABER LA VERDAD

Posteriormente, representantes de las víctimas han depositado coronas de flores sobre el mosaico, tras lo que autoridades, miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad y otros asistentes al acto han llenado de claveles blancos los maceteros instalados a modo de altar.

El solemne silencio del acto solo se ha visto interrumpido por algunas voces que clamaban "saber toda la verdad", lema de la campaña impulsada por Javier Martínez, el padre de Xavi, un niño fallecido en los atentados, cuyo abogado -el diputado de JxCat Jaume Alonso Cuevillas- exige a la Audiencia Nacional que aclare si el imán de Ripoll (Girona) y cerebro de la célula yihadista tenía relación con el CNI.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.