Unas 120 personas, según cifras de la Guardia Urbana de Barcelona, se han concentrado este domingo por la tarde ante la Delegación del Gobierno en Cataluña el día en que se han cumplido 1.000 días de encarcelamiento del presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y el expresidente de la ANC Jordi Sànchez.

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, han encabezado el acto, en el que Mauri ha afirmado que "ni la prisión ni la violencia serán un límite para seguir luchando por los derechos y las libertades" de Cataluña, y ha tachado de vergonzoso el encarcelamiento, según un comunicado de Òmnium.

Paluzie, por su parte, ha destacado que Sànchez y Cuixart han sabido convertir su dolor en "dignidad y lucha" y que eso ha dado fuerza a quienes les apoyan.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.