ARCHIVADO EN:

El municipio de Sant Feliu de Llobregat también deberá aplicar medidas restrictivas contra la Covid-19. Así lo ha decidido este domingo la Generalitat que también incluye los municipios gerundenses de Figueres  y Vilafant.

Las medidas incluyen las ya estipuladas para los municipios afectados del Área Metropolitana de Barcelona: prohibición de celebrar reuniones de más de 10 personas --lo que incluye bodas, servicios religiosos y ceremonias fúnebres-- y de las visitas a las residencias de ancianos.

SE RECOMIENDA NO SALIR DE CASA

Se recomienda también "no salir de casa si no es para realizar actividades esenciales como recibir asistencia sanitaria, desplazarse al lugar de trabajo o comprar productos de primera necesidad", así como controlar el acceso a los centros comerciales, que deberán incrementar las medidas de higiene y se prohíben, explica el Govern.

La alcaldesa de Sant Feliu de Llobregat, Lidia Muñoz, se ha mostrado muy satisfecha con la decisión de la Generalitat. En una entrevista a TV3 ha explicado que el viernes pidió a la Generalitat que contemplara prohibiciones en la movilidad en su municipio después de la aparición de un brote en una residencia.

Muñoz ha pedido al ejecutivo de Quim Torra que las autoridades sanitarias hagan "el seguimiento de los casos a nivel comunitario y no sólo del brote de la residencia, porque los internos han estado en contacto con sus familias y han tenido visitas".
 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.