Asistentes al Primavera Sound 2019, la última edición que se ha podido celebrar / EFE
Asistentes al Primavera Sound 2019, la última edición que se ha podido celebrar / EFE

El Primavera Sound entra en el club de mimados del Estado: podrá desgravar a patrocinadores

El evento musical, que amenaza con irse de Barcelona, había pedido el reconocimiento hace meses y se equipara con otras instituciones culturales y sociales de la ciudad

Manel Manchón
Periodista
Actualizado: 29/12/2021 18:10 h.

Un apoyo del Estado, a través de la ley de acompañamiento de los presupuestos, que llega en el momento adecuado para el festival Primavera Sound. Aunque sus promotores han amenazado con dejar Barcelona, habían pedido hace meses ser reconocidos como Acontecimiento de Especial Interés, por parte del Ministerio de Cultura y Deporte. Y eso llega ahora, en plenas negociaciones con el Ayuntamiento de Barcelona, para ampliar la programación durante dos fines de semana en los próximos años y no solo en 2022, con una consecuencia muy clara y directa: ese reconocimiento permite atraer a nuevos patrocinadores, que se podrán desgravar a partir de los beneficios obtenidos en el año anterior al patrocinio.

¿Jugada maestra en un momento delicado? Las fuentes conocedoras de las negociaciones diferencian las dos cuestiones. El Primavera Sound, a través de su fundación –imprescindible para poder acceder a esos beneficios de cara a sus patrocinadores—había tramitado la petición hace más de medio año. Y el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos –el mismo gobierno, pero con el peso invertido de los dos partidos, que dirige el Ayuntamiento de Barcelona— incluyó la petición en la ley de acompañamiento de los presupuestos. Y le corresponde, después, al Ministerio de Cultura, que dirige Miquel Iceta, formalizar la distinción, que coincide con el XX aniversario del festival musical.

INCENTIVOS FISCALES AL MECENAZGO

Con ello, el Primavera Sound se equipara a otras instituciones culturales y sociales de la ciudad, que cuentan con el mismo trato por parte del Estado: el 175 aniversario del Liceu; el 200 aniversario del Paseo de Gràcia, y el festival Cruïlla. Se pueden acoger a la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

El codirector del Primavera Sound, Gabi Ruiz, con una imagen de archivo del festival / MA
El codirector del Primavera Sound, Gabi Ruiz, con una imagen de archivo del festival / MA

En el caso ahora del Primavera Sound, la distinción cultural permitirá esos beneficios fiscales desde el 1 de enero de 2022 hasta el 31 de diciembre de 2024, un periodo vital para el evento, que, como otros grandes festivales musicales y, en general todo el sector, ha sufrido de forma notable el cierre provocado por la pandemia del covid en las dos últimas ediciones.

Pero, ¿qué pasará ahora? El codirector del festival, Gabi Ruiz, ha agradecido la distinción, al señalar que es un reconocimiento al “esfuerzo” realizado. “Estamos muy agradecidos y continuaremos trabajando para que este festival esté a la altura de su propia historia e identidad como la gran cita de la música en directo del sur de Europa”. Las negociaciones, sin embargo, con el Ayuntamiento de Barcelona, se mantienen y son duras.

¿Y LOS VECINOS?

El PSC, en el gobierno municipal junto a los comunes de Ada Colau, ve con recelo la petición del Primavera Sound de convertir en permanente la ampliación de la programación musical. Pero, en un contexto ya de rivalidad electoral, la alcaldesa aceptó que esa ampliación –ya aprobada para 2022—se mantuviera en 2023 y con la posibilidad de alargarla en el tiempo. Los socialistas, como señaló el concejal de Turismo y de industrias creativas, Xavier Marcé, en un artículo en Metrópoli, quieren proteger el festival, que es una marca de Barcelona y genera ingresos económicos, pero no a cualquier precio. Los vecinos del Besòs, donde se ubica el Fòrum, el espacio que alberga el festival, ya han mostrado su enojo por esa ampliación, por un evento que también presenta exterioridades negativas, como el ruido, la suciedad o la inseguridad en el barrio.

Suciedad en el Fòrum tras una noche del Primavera Sound / ARCHIVO
Suciedad en el Fòrum tras una noche del Primavera Sound / ARCHIVO

El Primavera Sound se ha convertido en un motivo de fricción entre los dos socios de gobierno del consistorio. Por ahora, y a través del propio Gobierno español, el evento gozará de beneficios fiscales, que pueden facilitar la captación de nuevos patrocinadores, y entra en un selecto club de eventos e instituciones de la ciudad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.