Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona desde hace un año, también es administrador único de Petrolis Independents SL, una compañía de gasolineras que se caracteriza por su apoyo explícito a la independencia de Cataluña. Ahora, esta empresa se ha visto obligada a pagar una multa de la Agencia Española de Protección de Datos.

El caso empezó en octubre cuando un usuario que estaba navegando por la página web de Petrolis Independents denunció: “Pongo en su conocimiento, para que tomen las medidas oportunas al respecto, que la web ***URL.1 estimo no cumple con la vigente normativa legal en materia de Protección de Datos, ni en su página de contacto y, menos aún, con relación a las cookies y su política”.

“EL DESCUIDO NO HA PRODUCIDO BENEFICIOS A LA EMPRESA”

La agencia recibió la denuncia de la empresa de Canadell, analizó la documentación y la Subdirección General de inspección de Datos arrancó la investigación. La empresa del activista independentista se justificó asegurando que “en el proceso de aplicación de las medidas la compañía informática encargada de la aplicación se retrasó a la hora de actualizar ciertos contenidos de la web, los cuales ya han sido actualizados y ya están perfectamente adaptados a las exigencias de la nueva Ley de Protección de datos”, según avanza El Confidencial Digital.

El independentista también quiso excusarse asegurando que “el descuido en el retraso, a la hora de actualizar ese pequeño punto dentro del completo engranaje de la empresa, aparte de ser causa de un tercero, no ha producido ningún beneficio a la empresa”.

IRREGULARIDADES

La misma agencia continuó investigando en el asunto y detectó otras irregularidades. Un ejemplo sería que en la página “no existe un mecanismo que posibilite la gestión de las mismas de forma granular o alternativamente se posibilite rechazar todas las cookies”.

SANCIÓN

La ley indica que esta infracción está tipificada como leve y según el grado de intencionalidad y el plazo de tiempo durante el que se cometió, Protección de Datos estimó adecuado imponer a Petrolis Independents una sanción de 3.000 euros.

A su vez, esos 3.000 euros se quedaron finalmente en 1.800 por dos reducciones: la reducción por el pago voluntario de la sanción, y la rebaja por el reconocimiento de la responsabilidad, “siempre que este reconocimiento de la responsabilidad se ponga de manifiesto dentro del plazo concedido para formular alegaciones a la apertura del procedimiento”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.