Josep Bou, líder municipal del PP, en una imagen de archivo en el pleno del Ayuntamiento / EUROPA PRESS
Josep Bou, líder municipal del PP, en una imagen de archivo en el pleno del Ayuntamiento / EUROPA PRESS

El PP quiere eliminar el 30% de organismos y empresas del Ayuntamiento

Los de Josep Bou denuncian una "superestructura" en el consistorio que cuesta 1.170 millones al año

Periodista

El PP de Barcelona pedirá en la comisión de Economía del próximo miércoles en el Ayuntamiento una "reducción severa" de los organismos y empresas del consistorio, que conforman lo que la formación considera una "superestructura" municipal que cuesta a las arcas públicas 1.170 millones de euros cada año.

En concreto, plantearán reducir en un 30% los 76 entes municipales –divididos en 13 empresas, cuatro entidades públicas empresariales, nueve organismos autónomos y 50 participaciones minoritarias en capital de consorcios y empresas– y propone opciones como la fusión de BIMSA, Institut Municipal d'Urbanisme (IMU) e Institut Municipal de Paisatge Urbà (IMPU) o del Icub y la Fundación Mies van der Rohe, así como privatizar el Parc d'Atraccions del Tibidabo.

REDUCCIÓN DEL 10% DE LOS SUELDOS DE ALTOS CARGOS

La formación conservadora cuantifica en 20 millones de euros, "con el consiguiente gasto de suministros", el dinero destinado a alquileres; y cifra en 214 los directivos y gerentes municipales con nóminas entre 75.000 y 100.000 euros al año. Los populares critican, por ejemplo, "que haya ocho altos directivos en la empresa Cementiris de Barcelona, o que figuren tres altos directivos y 14 directores de divisiones en la empresa municipal B:SM", y consideran que hay que reducir un 10% el gasto en "alquileres y sueldos del personal de alta dirección".

Señalan además que hay más de 250 entidades que cuentan con una dotación económica de 48 millones de euros, y denuncian que "la mayoría son afines al gobierno municipal". Ponen de ejemplo el Observatorio DESC, que en 2022 recibirá 216.000 euros. "La propuesta del PP en este sentido es reducir un 50% las subvenciones a entidades", exponen.

UN GASTO "INJUSTO" MIENTRAS LA CIUDADANÍA "SUFRE", DICE BOU

Por su parte, Josep Bou, presidente del grupo municipal, ha reivindicado la necesidad de que el Ayuntamiento se apriete el cinturón, igual que lo han hecho "las familias, las empresas y todo el mundo en estos tiempos de crisis". Para el líder de los populares, "es injusto que el consistorio recaude más y gaste más" mientras "la ciudadanía sufre".

Además, ha recordado que al inicio de la pandemia ya pidió una reducción de los sueldos de los regidores y asesores municipales "para adaptarlos a la nueva realidad".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.