ARCHIVADO EN:

Portugal vivió sin incidencias el primer toque de queda de la cuarta ola, una medida impuesta desde ayer por el Gobierno luso en las comarcas del país con mayor incidencia de contagios de coronavirus y que obliga a permanecer en casa entre las 23.00 y las 5.00 horas.

Las fuerzas de seguridad han informado de que el toque de queda, que afecta a ciudades como Lisboa, Oporto, Braga o Faro, discurrió con absoluta tranquilidad.

Los habitantes de las principales ciudades de Portugal, como Lisboa tienen prohibido circular por la calle entre las 23:00 y las 05:00 horas, un toque de queda aplicado por el Gobierno para frenar el avance de un virus dominado por la variante delta del covid.

En total, la restricción afecta a 45 de las 278 comarcas del país, es decir, a 4 de los algo más de 10 millones de habitantes portugueses.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.