El Port de Barcelona ha presentado alegaciones al Ayuntamiento tras su negativa al proyecto del Hermitage en la Nova Bocana del recinto portuario. La instalación ha defendido que el Hermitage es un proyecto de "interés general que propone un espacio cultural y un proyecto arquitectónico emblemático que cuenta con el apoyo de numerosas entidades y asociaciones, tanto del barrio de la Barceloneta como del resto de la ciudad", reforzando la cultura y la arquitectura de la capital catalana.

Mercè Conesa, presidenta del Port, ha destacado que “un proyecto cultural de la magnitud del Hermitage es de extrema importancia en estos momentos para Barcelona", recordando que la iniciativa supondría atraer una inversión privada de unos 50 millones de euros y generaría 377 nuevos puestos de trabajo, según el Instituto Municipal de Cultura.

Además, la infraestructura portuaria se ha referido al Hermitage como un "proyecto cultural sólido y solvente bajo el auspicio del State Hermitage Museum, ofreciendo la posibilidad de que Barcelona disfrute de las obras pictóricas más excepcionales y con un nuevo modelo de museo innovador, integrando arte, ciencia y cultura".

CONVENIO

Por todo ello, Conesa ha considerado que “la implantación de un proyecto de estas características, bajo el convenio que Ayuntamiento y Port acuerden, podría ser una muy buena oportunidad para avanzar en la reflexión estratégica de todo el espacio Puerto-Ciudad y consensuar nuevas inversiones en la línea del Plan Litoral que el Ayuntamiento de Barcelona aprobó”.

En esta línea, la presidenta del Port ha solicitado una reunión a la alcaldesa, Ada Colau, para "trabajar juntos en el convenio que prevé la Tercera Modificación del Plan Especial de la Nova Bocana”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.