ARCHIVADO EN:

La policía sale a la calle en Barcelona para decir "¡basta!" a las crecientes agresiones a agentes. Unos 2.000 policías, según la Guardia Urbana, se han manifestado este sábado en el centro de la ciudad para exigir respeto, apoyo institucional y que se acabe la utilización "partidista" de las fuerzas de seguridad.

La protesta, que se ha iniciado hacia las 19.00 horas en los alrededores del Parlament y ha finalizado una hora después en la plaza de Sant Jaume, ha congregado a agentes de los Mossos d'Esquadra y de las policías locales, que han desfilado detrás de una pancarta con el lema "Por la seguridad pública", para defender su profesión y la seguridad pública ante los ataques que han sufrido en los últimos meses y lo que consideran una falta de apoyo de las administraciones.

MARCHA SILENCIOSA

Los agentes han recorrido el trayecto entre el Parlament y la plaza de Sant Jaume -donde tienen su sede la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona- en silencio, únicamente roto por el ruido de algunas sirenas, silbatos y petardos.

La manifestación, que ha contado con la presencia de representantes de PP y Cs, la han convocado los sindicatos de los Mossos d'Esquadra SAP-FEPOL, USPAC, SPC, SME, CAT-ME, SEIME-FEPOL, SICME, AFITCME y SEI, de las Guardias Urbanas y Policías Locales -SICPOL, SFP-FEPOL, SAP-PL y SAPOL- así como la asociación profesional APME.

"ATAQUES DIRECTOS"

En el manifiesto conjunto, que ha leído la portavoz sindical Imma Viudes, los convocantes denuncian que en los últimos meses los policías han sido objeto de "ataques directos que han provocado una falta de autoridad y una deslegitimación" de su profesión.

"La politización constante de nuestra profesión, la utilización partidista para desgastar al gobierno de turno y la falta de valentía política para defender al cuerpo de los Mossos d'Esquadra, a las respectivas policías locales, a los vigilantes municipales y a las guardias urbanas ante según qué sectores, así como también las agresiones (demasiado continuadas) que hemos ido sufriendo, nos han llevado hoy a la calle", sostiene el manifiesto.

SITUACIÓN "INSOSTENIBLE"

Además, los sindicatos advierten de que la falta de recursos con los que los policías han tenido que afrontar "situaciones extremadamente complejas", en referencia por ejemplo a los dispositivos contra los botellones, han provocado un "agotamiento evidente" que, sumado a la "falta de apoyo político", les ha llevado a una situación "insostenible".

"Es por este motivo que la Policía de Cataluña se ve obligada a decir ¡basta! Exigimos que la manifestación de hoy sea un punto de inflexión. El respeto y la dignidad de la Policía de Cataluña (como pasa de forma generalizada en el resto del Estado) está en juego", alertan.

MALESTAR GENERALIZADO

Los policías que han salido a la calle a manifestarse consideran que la protesta de este sábado debe servir "como mínimo" para dar un "toque de atención" a los responsables institucionales para que actúen con la "determinación necesaria" para proteger a los agentes, ya que, si no, advierten, el estado del bienestar se verá "gravemente afectado".

Los sindicatos convocantes también resaltan que el debate sobre el modelo policial que abordará el Parlament tiene que representar en sus conclusiones a la "amplia mayoría" de los ciudadanos, que no ven a la Policía de Cataluña "como un enemigo, sino como un colectivo profesional que trabaja y garantiza su seguridad colectiva, anteponiéndola incluso a la seguridad individual de las personas que la integran".

Recogiendo el malestar en el cuerpo autonómico, el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ya denunció ayer, en el acto del Dia de les Esquadres, el auge de "comportamientos preocupantes de intolerancia" contra la policía avalados por algunos sectores y pidió "respeto": "¿qué tiene de cambiar el mundo lanzar piedras a la policía o quemar contenedores?.

Tras semanas de creciente malestar entre los agentes policiales en Cataluña, el presidente de la Generalitat, Pere Aregonès, reconoció ayer -en un mensaje de vídeo difundido en el acto del Dia de les Esquadres- que los Mossos han afrontado en los últimos meses situaciones "muy complejas" por la pandemia y los "cambios sociales y económicos" y les mostró su "pleno apoyo" y el de todo el Govern, mientras que el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, garantizó que el ejecutivo "perseguirá" a los autores de los "ataques inaceptables" a la policía.

Ante esta situación, los sindicatos sostienen en su manifiesto que este "giro" que se ha empezado a percibir en relación al apoyo institucional "se debe mantener de manera constante" sin que sea necesario volver a convocar otra manifestación.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.