Año tras año el Ayuntamiento de Barcelona sitúa en la plaza Sant Jaume un Belén de grandes dimensiones. Como de costumbre, los ciudadanos se acercan hasta este punto de la ciudad para observar la obra instalada por el consistorio y, habitualmente, es objeto de polémica

El montaje de este 2019 tampoco ha pasado desapercibido entre los ciudadanos y han sido múltiples las críticas que ha recibido el pesebre, que ha costado 100.000 euros.

Estado del belén de plaza de Sant Jaume, a un día de su inauguración / RP
Estado del belén de plaza de Sant Jaume, a un día de su inauguración / RP

Como todo nacimiento de Navidad, el de este año incluye la Virgen María, a San José, al niño Jesús, al caganer y a los Reyes Magos, además de otros elementos característicos de estas fechas como las estrellas, el buey y la mula.

VISITA HASTA EL 6 DE ENERO

Con este nacimiento el consistorio de la capital catalana quiere invitar a “reencontrar”, no solo a los personajes del Belén de cada familia, sino también “sus escondites”. El nacimiento de este año se podrá visitar entre este viernes 29 de noviembre y el 6 de enero, de 10:00 horas a 22:00 horas.

Cajas amontonadas del belén / RP
Cajas amontonadas del belén / RP

En las redes sociales los usuarios ya han empezado a criticar el montaje, acusando de “blasfemo” al pesebre que ha instalado en la plaza Sant Jaume.

"PUNTO LIMPIO"

PESEBRES POLÉMICOS

No es la primera vez que los usuarios critican el pesebre que cada año instala el Ayuntamiento en la céntrica plaza. En 2018 el PP calificó el Belén de "bodrio" y aseguro que "está vacío de Navidad, y es más laico que tradicional". En este sentido, comentaron que ni abuelos ni padres enseñarían este pesebre a sus hijos ni nietos, que “buscan el portal con el niño Jesús, los pastores con ovejas y las figuras de los Reyes Magos”.

Imagen del pesebre de Navidad que ha instalado el Ayuntamiento en la plaza Sant Jaume / CARLOS RUFAS
​Una de las útimas ediciones del pesebre de Navidad en la plaza Sant Jaume / C.F.

BELÉN COLGANTE

En 2017, el pesebre del Ayuntamiento tampoco se salvó del alud de críticas, ya que el consistorio consideró que la mejor opción era un belén colgante. Los miembros del equipo de Ada Colau colocaron múltiples figuras de color blanco encima de diferentes palos representando el Nacimiento del Niño Jesús. El pesebre contaba con 25 siluetas elegidas –entre ellas San José, la Virgen, el Niño Jesús, los tres Reyes Magos y el 'caganer'– sujetadas en estructuras de madera. Evidentemente, el Belén no se escapó de la polémica. 

Belén colgante del Ayuntamiento de Barcelona
Belén colgante del Ayuntamiento de Barcelona

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.