ARCHIVADO EN:

La semana pasada trascendió que los míticos cines Texas cerraban definitivamente por la crisis derivada del coronavirus. Esa misma semana nació una plataforma vecinal para salvarlos: Salvem el Texas. Este lunes la plataforma ha reclamado al Ayuntamiento de Barcelona que se involucre “para encontrar una solución” y no perder “este querido y necesario espacio cultural del barrio de Gràcia”.

El colectivo ha difundido por redes sociales una petición de Change.org dirigida al consistorio, que hasta el momento ya ha alcanzado más de 2.000 firmas.

REIVINDICAN EL ESPACIO

En la petición sostienen que el Texas ha sido un cine "con precios populares y películas en versión original subtituladas en catalán y contenidos de calidad". En la misma línea, señalan que "en un momento en que Gràcia sufre una grave gentrificación, es importante reivindicar que no se pierda este espacio lúdico-cultural”. En ese sentido, apuntan que hay que “mantenerlo como un punto de encuentro de la gente del barrio de todas las edades".

También consideran que, en el contexto actual marcado por la pandemia, el Texas es un estímulo para los vecinos porque es un "espacio cultural accesible a todos los bolsillos". Por ese motivo, lo reivindican para contrarrestar la crisis sanitaria, económica y social.

¿ES ESTE SU CIERRE DEFINITIVO?

El Texas se inauguró en 1947. Funcionó durante 48 años con una sola pantalla como cine de reestreno especializado en programas dobles. En 1995 pasó a ser propiedad de la cadena Lauren, que lo transformó en una multisala con estrenos comerciales. Los Lauren Gracia cerraron en agosto del 2014 y, después del rumor de que se convertiría en un supermercado, el cineasta Ventura Pons los salvó.

Ahora, la iniciativa que volvió a impulsar el cineasta en la calle Bailén no ha podido superar la crisis sanitaria. ¿Será este el cierre definitivo de los cines? Corren rumores de que Adolfo Blanco, el jefe de la distribuidora y productora A Contracorriente, que ya regenta los Verdi, tiene algunas ideas para el futuro del Texas, pero aún no se han concretado en nada.

NO ES EL ÚNICO

Este cine no es el primero que cierra este 2020 en Barcelona. Hace tres meses, los cines Mèlies anunciaron que no volverían a abrir sus puertas a causa del azote económico que había supuesto la pandemia para sus propietarios. 

Llevaban en activo desde 1996  y contaban con dos salas en las que se empezó proyectando grandes clásicos. Los cines Mèlies, con el tiempo, se especializaron en cine de autor, y también eran una de las salas preferidas por los cinéfilos de la Ciudad Condal.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.