ARCHIVADO EN:

La Fiscalía pide seis años y medio de prisión para un supuesto pirómano que el verano pasado intentó en seis ocasiones incendiar el Turó de Montcada, situado en el parque natural de Collserola, aunque la repercusión ambiental y el impacto paisajístico de sus actos fue inapreciable gracias a los Bomberos.

En su escrito de acusación, el fiscal atribuye al supuesto pirómano, J.G.C., de 59 años de edad y sin antecedentes penales, un delito continuado de incendio forestal, por el que solicita una condena de seis años y medio de cárcel, una multa de 4.320 euros y que indemnice con 4.799 euros a los Bomberos de la Generalitat, por el coste de sus servicios para apagar sus fuegos.

“DESTRUIR LOS BOSQUES”

Según la Fiscalía, el acusado actuó "obrando en todo momento con el propósito de destruir mediante el fuego los bosques del paraje del Turó de Montcada", situados en el término municipal de Montcada i Reixac, con una superficie forestal de unos 150 hectáreas, en una zona protegida.

En su escrito, el ministerio público detalla las seis ocasiones entre julio y agosto del verano en que el acusado intentó incendiar el Turó de Montcada, aunque resalta que la rápida intervención de los Bomberos logró que los fuegos que había provocado tuvieran un impacto ecológico “inapreciable".

OBJETIVO: GENERAR UN GRAN INCENDIO FORESTAL

En sus tres primeros intentos, el acusado utilizó un mechero para originar el incendio, mientras que en el cuarto y el quinto se valió de un artefacto incendiario que montó él mismo, con una larga mecha que finalizaba en un conjunto de cerillas grandes agrupadas con una goma, para disponer de más distancia de seguridad y causar un mayor impacto.

Al no dar el resultado pretendido, en su último intento se valió también de la larga mecha, pero en este caso para intentar encender un colchón lleno de espuma, que cubrió con vegetación seca, con el objetivo de originar un gran incendio forestal, aunque fue sorprendido por un agente rural, que abortó su acción y le detuvo.

100 AGENTES

Según la Fiscalía, para apagar los incendios causados por este supuesto pirómano, los Bomberos destinaron un total de 99 agentes, que emplearon una suma de 90 horas y 15 minutos y usaron 24 vehículos terrestres, con un gasto personal y material valorado en 4.799 euros, por lo que pide que ahora se le condene también a indemnizar al cuerpo con esta suma.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.