No hay año que el pesebre de la alcaldesa Ada Colau no desate críticas. Aunque en esta ocasión hay una novedad: podría ser un plagio de una obra de arte que apareció en 2006 en el distrito de Sant Martí de Barcelona.

Según aparece en un post publicado el 31 de octubre de ese año en el blog Bdebarna, un “artista anónimo” instaló un altar en la calle Bilbao a la altura de Bolivia. Lo construyó a base de cajas y objetos encontrados en las basuras, como fotografías antiguas, un reloj, un Jesucristo crucificado y unas zapatillas, entre otros. Es casi imposible observarlo sin apreciar similitudes con el pesebre que ahora ocupa plaza Sant Jaume sin poder refugiarse del aluvión de críticas.

El autor del post, Lletraferit, bautizó a la obra “improvisada” de 2006 con el nombre de ‘Art pobre’. También fue este internauta quien invitó a todo el que quisiera a acercarse a verla antes de que “unos hombres anónimos con casco y pocas manías se lo carguen todo”.

HISTORIAS DE OBJETOS DE LAS BASURAS

Mientras Lletraferit lamentó en un comentario que no había realizado una fotografía de mejor calidad con su móvil, otros usuarios del blog respondieron a su post. Anónimo dijo que vio como un hombre hacía fotos al altar y unos jubilados lo miraban con expresión de no entender nada. Nuit aseguró ver el mismo altar en un reportaje del Quadern de El País. Y Nasser compartió una reflexión sobre el paso del tiempo que le hicieron sentir estos objetos abandonados.

Pesebre de este 2019 en la plaza Sant Jaume de Barcelona
Pesebre de este 2019 en la plaza Sant Jaume de Barcelona

Se desconoce la identidad de los que un día fueron sus dueños, qué importancia tuvieron en sus vidas, si se los habían regalado personas que amaban o si eran el recuerdo de una vida pasada que ya no querían recordar. Pero lo que sí aseguró este blog es que fueron encontrados en la basura y que, durante unos días, por pocos que fueran, estuvieron en pie rindiendo memoria a sus desconocidos dueños.

UN PESEBRE "TRASTERO"

La encargada del pesebre de este año es la escenógrafa gerundense Paula Bosch Bartrina. Su obra ha desatado múltiples críticas. Algunos lo han catalogado de “trastero” o “caja”. Por su parte, el líder del PP en Barcelona, Josep Bou, ha indicado que "parece un punto verde de recogida de residuos". Parte de las controversias que desata cada año el pesebre radican en que las adaptaciones artísticas elegidas por el Ayuntamiento se alejan de la tradición navideña.

Otro de los argumentos recurrentes para lanzar dardos contra el belén de la capital catalana es su elevado coste. Aunque este año se ha reducido ligeramente el presupuesto, el polémico pesebre cuesta 97.000 euros, tal y como avanzó Metrópoli Abierta.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.