ARCHIVADO EN:

Una persecución policial contra los vendedores de top manta ha obligado a cortar la Ronda Litoral de Barcelona. Un grupo de manteros ha escapado de un dispositivo policial en el Moll d'España hasta colarse en la Ronda Litoral, por lo que se ha interrumpido el tráfico durante más de media hora en esta vía. 

Los hechos han ocurrido sobre las 17.00 horas, en el marco de un operativo contra la venta ambulante irregular, en el que no ha habido detenidos ni heridos. El mismo forma parte del dispositivo desplegado este verano en Barcelona.

Según fuentes policiales, los manteros han accedido a pie en la ronda para huir de los agentes de la Guardia Urbana, los Mossos d'Esquadra y la Policía Portuaria. Ante esta situación, la Guardia Urbana ha cortado por precaución el acceso a la ronda por las entradas 20 y 22, mientras los vehículos quedaban detenidos en esta vía. El tráfico se ha normalizado al cabo de pocos minutos, sin mayor incidencia.