La pelea que tuvo lugar junto a la plaza Reial este miércoles entre dos hombres, uno de ellos armado con dos barras de hierro y otro con un cinturón, pudo originarse por 60 euros de cocaína, según figura en la diligencias policiales a las que ha tenido acceso Metrópoli Abierta. Ambas personas podrían ser por sus nombres de origen marroquí.

La Guardia Urbana recibió un aviso sobre las 10.15 horas de que dos hombres se estaban peleando en la calle de Escudellers, 6. Cuando los agentes llegaron allí, los vecinos les indicaron que se dirigieran a la calle de Nou de Sant Francesc, colindante con la de Escudellers. Allí se encontraron con los dos jóvenes. Uno de ellos llevaba una barra en cada mano y el otro empuñaba un cinturón. Este hombre estaba sangrando por una herida en la otra mano.

CORTE CON LA NAVAJA

Los agentes consiguieron desarmar y separar a los dos hombres. Uno de ellos explicó que la pelea se originó por 60 euros de cocaína. El comprador dijo no estar de acuerdo con la cantidad que le vendió el otro y le exigió que le devolviera el dinero. El vendedor se negó y se inició una discusión. Al cabo de unos instantes, el vendedor sacó una navaja e intentó cortar con una navaja en la cara del otro. Éste se protegió con la mano y resultó herido en la mano.

La otra persona implicada en la trifulca dio a los agentes otra versión muy distinta, según figura en las diligencias policiales. El hombre aseguró que el otro le pidió dinero y que como se negó a dárselo se originó una pelea entre ambos.

Metrópoli Abierta ya publicó el 31 de julio las imágenes del enfrentamiento colgadas en Twitter por Barcelona Helpers. En el vídeo se ve a un hombre con dos barras y a otro con un cinturón. Ambos se amenazan, pero no se llegan a pegar ante la mirada atónita de los transeúntes.

 GOLPEADO CON LOS PALOS

Los agentes han conseguido hablar con un testimonio de una parte de la pelea. Esta persona explicó a los policías que vio como los dos hombres discutían y el presunto vendedor de la cocaína golpeó, al menos, dos veces al otro con el palo. El agredido cayó hacia atrás y se estampó contra unas vallas. Acto seguido, este hombre fue a por el primero con un cinturón en una mano y una piedra en la otra. El relato propiamente de la agresión en la diligencias finaliza aquí.

El texto policial también indica que el herido fue atendido por el personal del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y que, posteriormente, fue trasladado al Hospital del Mar para que fuera cosido. La Guardia Urbana acabó arrestando al agresor -la persona a la que el testimonio señaló que había golpeado al otro dos veces con la barra- y comunicó al otro de la obligatoriedad de presentarse en comisaría cuando fuera requerido.

Los agentes intentaron localizar la navaja con la que presuntamente el detenido cortó al otro hombre, pero no fue encontrada. Tampoco se hallaron los 60 euros, subrayan las diligencias policiales. Sobre la cocaína, el informe no dice nada.